Mar Calvo
Mar Calvo
25 Oct, 2018 - 13:00
¿Quieres saber cómo tratar la candidiasis?

¿Quieres saber cómo tratar la candidiasis?

Mar Calvo

Si necesitas descubrir cómo tratar la candidiasis, en este artículo encontrarás varias opciones, desde comprimidos orales hasta pomadas, óvulos o remedios caseros.

La candidiasis es una infección bastante común producida por el hongo de la Candida albicans. La más conocida es la candidiasis vaginal y se produce en situaciones en las que la mujer tiene el sistema inmune más debilitado.

La obesidad, la diabetes, los malos hábitos de higiene y el uso excesivo de antiobióticos o corticoides también pueden causar candidiasis en otras partes húmedas del cuerpo.

La parte buena es que tiene cura. ¿Quieres saber cómo tratar la candidiasis? Tienes varias opciones, desde comprimidos orales hasta pomadas, óvulos o remedios caseros. Los diferentes tratamientos dependerán del tipo de candidiasis que se sufra.

Cómo tratar la candidiasis vaginal

Cómo tratar la candidiasis vaginal

Por ejemplo, en el caso de una candidiasis vaginal, el tratamiento puede llegar a durar hasta 15 días. Por regla general, el médico prescribe pomadas antifúngicas que hay que aplicar en la zona a tratar. Puede ser clotrimazol, nistatina, ketoconazol, gynocanesten, miconazol, itraconazol, terconazol o ciclohexilmetilamina. También sirven cuando la candidiasis se localiza en la piel

Otros tratamientos son a base de óvulos intravaginales (Nitrato de Isoconazol) y en los casos más graves, de comprimidos orales. Estas pastillas fortalecen el sistema inmune, por lo que también se utilizan cuando la candidiasis se forma en la piel o en la boca. Si la infección es leve, puede optarse por un medicamento que se toma una sola vez (Fluconazol o Itraconazol).

Cómo tratar la candidiasis durante el embarazo

Cómo tratar la candidiasis durante el embarazo

Si la candidiasis se produce durante el embarazo, el tratamiento que se suele utilizar es el de pomadas con oxiconazol para la piel o los comprimidos vaginales (Nistatina o Terconazol) si es genital. No obstante, es importante señalar que será el especialista quien determine el tratamiento a seguir.

Hábitos saludables para tratar la candidiasis

Aparte del tratamiento que prescriba el médico, es necesario tomar una serie de precauciones:

  • Utilizar ropa holgada y de algodón.
  • Mantener los órganos genitales siempre limpios y secos, sobre todo antes de acostarse.
  • Dormir sin ropa interior.
  • Evitar los jabones con químicos.
  • Utilizar un gel íntimo con un pH de entre 3,8 y 4,5.
  • Seguir una dieta sana y equilibrada, rica en verduras y frutas.
  • Evitar comer azúcares.
  • En los casos de candidiasis intestinal, la ingesta de yogur, sobre todo si contiene lactobacillus o bifidobacterias, también ayuda a equilibrar la flora intestinal.

Cómo tratar la candidiasis con remedios caseros

Cómo tratar la candidiasis con remedios caseros

Aparte de los tratamientos que ya hemos dicho, también hay remedios caseros que pueden aplicarse para aliviar los síntomas de la candidiasis. En función del tipo de candidiasis, vienen mejor unos que otros:

  • Candidiasis vaginal: Beber agua con limón, colocar yogur natural en la zona afectada para disminuir la acidez, lavar la zona con agua y vinagre de manzana (4 cucharadas de vinagre por cada medio litro de agua), aplicar aceite de melaleuca o tomar una cápsula diaria de Lactobacillus acidophilus durante un mes.
  • Candidiasis perianal: Cuando la candidiasis afecta a los hombres, también hay algunos remedios caseros que pueden aplicar. Entre ellos, beber té de uva ursi 3 veces al día o aplicar aceite de coco. Este hay que dejarlo actuar varios minutos y lavar la zona.
  • Candidiasis oral: Humedecer un algodón con té de menta poleo y aplicar tres o cuatro veces al día.
  • Candidiasis intestinal: Beber de 2 a 3 tazas al día de infusión de Palo de Arco (o curarí) o agua de ajo (poner 5 dientes de ajo a remojar en un vaso de agua durante 6 horas, los retiras y bebes el agua).

Otros remedios caseros consisten en aplicar sobre la zona afectada una mezcla de yogur y canela, o agua de lavanda, o pétalos de caléndula con flores de manzanilla y aceite de almendras, o bicarbonato de sodio disuelto en agua o baños de salvia, tomillo y lavanda.

Puede interesarte: