Ana Lopez
Ana Lopez
09 Ago, 2017 - 09:00
VPH : ¿Qué es? Síntomas y tratamientos

VPH : ¿Qué es? Síntomas y tratamientos

Ana Lopez

El VPH son un conjunto de virus que suelen transmitirse por relaciones sexuales. Suele desaparecer en uno o dos años, pero si no se trata puede derivar en cáncer.

Los Virus del Papiloma Humano, también conocido por las siglas VPH, son un conjunto de virus que se transmiten por un contacto sexual directo (vaginal, anal u oral).

Pueden dividirse en dos grupos: los de bajo riesgo que suelen crear verrugas alrededor de los órganos sexuales y que suelen desaparecer en uno o dos años, y los de alto riesgo, que son los que muestran resistencia a los tratamientos y que pueden derivar en lesiones precancerosas y cáncer de cuello de útero, vagina, vulva o pene.

Este conjunto de virus son relativamente comunes y una persona sexualmente activa puede contraerlos una o más veces en su vida.

Síntomas y tratamientos del VPH

VPH-vacuna

El VPH no suele producir síntomas, salvo que se contraiga uno de los de virus que ocasiona verrugas en la zona genital o en la adyacente. Algunas variedades incluso no presentan estas alteraciones en la zona directamente relacionada con la relación sexual sino que lo hacen en las manos o en los pies.

En la actualidad no hay un tratamiento específico para las infecciones del Virus del Papiloma Humano, pero sí es posible tratar las verrugas genitales, los tumores benignos de las vías respiratorias.

El diagnóstico de un especialista es fundamental para conseguir frenar el efecto del VPH y recibir un tratamiento adecuado según sea nuestra situación.

Además, es importante que, una vez diagnosticado el virus, contactemos con nuestras anteriores parejas sexuales para ponerlas sobre aviso, y así también puedan también tomar medidas al respecto.

Algunos de los tratamientos más utilizados son los siguientes:

  • Cirugía por escisión.
  • Crioterapia. Un tratamiento que consiste en congelar y extirpar las células precancerosas del cuello uterino.
  • Colposcopia. Procedimiento que permite examinar el cuello uterino de cerca para examinar las células precancerosas.
  • Electrocirugía.
  • Fármacos administrados por vía tópica.

El mejor tratamiento es siempre la prevención. Hacerse pruebas periódicas del VPH para detectar cambios celulares anormales. Utilizar preservativo en nuestras relaciones sexuales, incluyendo el sexo oral y anal, principalmente cuando son con distintas personas es la mejor garantía para evitar el contagio por los virus del papiloma humano.

Además, la OMS recomienda la vacunación contra el VPH para asegurar de forma más eficaz y eficiente las enfermedades que de él derivan, como el cáncer uterino o las verrugas genitales.

Puede interesarte: