Mar Calvo
Mar Calvo
27 Sep, 2018 - 13:00
Cómo tratar la psoriasis de forma natural

Cómo tratar la psoriasis de forma natural

Mar Calvo

¿Quieres saber cómo tratar la psoriasis? A lo largo de este artículo te daremos una serie de consejos para aliviar sus síntomas.

¿Cómo tratar la psoriasis de forma natural? El sol les viene muy bien a la mayoría de las personas con psoriasis. Así que parece razonable pensar que tratar la psoriasis en verano es más sencillo. En parte puede ser así, pero también hay que tomar una serie de precauciones que veremos más adelante. A lo largo de este artículo te daremos una serie de consejos sobre cómo tratar la psoriasis.

Cómo tratar la psoriasis: factores que contribuyen positivamente

Cómo tratar la psoriasis
  • El sol. Sus efectos son beneficiosos para el 90% de las personas que necesitan tratar la psoriasis. Esto es gracias a que la luz ultravioleta actúa sobre las células de la epidermis (queratinocitos, linfocitos y células de Langerhans) y produce un efecto inmunomodulador. Esto provoca que la inflamación disminuya, al igual que el grosor y la descamación de las placas de psoriasis. Pero no se trata de pasarse todo el día al sol. Se recomienda exponer la piel durante unos 15 minutos (lo mejor es hacerlo a primera hora de la mañana o a última de la tarde) y luego aplicarse protección solar alto UVA y UVB (50+) por todo el cuerpo, incluidas las zonas afectadas.
  • La humedad. Una de las recomendaciones a la hora de tratar la psoriasis en verano y en invierno es tratar de evitar que la piel se reseque.
  • El agua del mar. No está demostrado que sea beneficiosa, pero muchos pacientes aseguran que la psoriasis les mejora al estar en contacto con el agua del mar. Los expertos relacionan este hecho con los efectos relajantes de la playa sobre las personas. De todas formas, no se nos puede escapar que el agua del mar es rica en minerales, por lo que nutre y favorece la piel.
  • El descanso y el ejercicio también contribuyen positivamente a la hora de tratar la psoriasis.
  • La alimentación. Las frutas y vegetales son importantes para mantenernos frescos e hidratados. Además, pescados como las sardinas, las anchoas o la caballa aportan una buena dosis de vitamina D, muy buena para la piel.

Precauciones para tratar la psoriasis

A pesar de lo dicho, hay que tomar una serie de precauciones para que la psoriasis no empeore. Estas son las más importantes:

  • No exponerse al sol en exceso para evitar quemaduras. Es muy importante recordarte que una quemadura solar en un paciente con psoriasis podría desencadenar un brote grave de la enfermedad.
  • Estar hidratado es un factor muy importante durante todo el año, así que en verano es fundamental beber líquidos en abundancia, preferiblemente agua.
  • Aplicarse todos los días hidratantes corporales y lociones emolientes para que la piel no se reseque.
  • Evitar protectores solares con fragancia.
  • Aplicarse crema hidratante si se pasa mucho rato expuesto al aire acondicionado. Lo mismo tras los baños en la playa y la piscina.
  • Evitar, en la medida de lo posible, cortes, arañazos y picaduras. A la hora de aplicarse un repelente de mosquitos, hay que tener en cuenta que contenga una concentración baja de DEET.
  • Tratar de evitar que la piel sude mucho. Si no se puede, hay que ir refrescándose con un paño limpio humedecido.
  • Usar ropa ligera, holgada y de algodón o fibras naturales.
  • Si estás en tratamiento con terapia biológica, debes saber que esta disminuye ligeramente las defensas. Por tanto, debes poner especial atención a la hora de aplicar correctamente la protección solar.

Algunos medicamentos que se utilizan para tratar la psoriasis pueden provocar ciertas reacciones al combinarse con el sol. Es el caso, por ejemplo, de los siguientes:

  • Los derivados de la vitamina D (como el calcipotriol, el tacalcitol y sus combinaciones), que pueden quedar inactivos con el sol. Por tanto, se recomienda tomarlos por la noche.
  • Ciertos tratamientos sistémicos provocan que la piel esté más sensible a agentes como el sol. Así que lo mejor es tomar poco el sol.
  • La ciclosporina y el metotrexato también pueden reaccionar con el sol y aumentar el riesgo de padecer cáncer de piel. En estos casos lo mejor es reducir la exposición al sol.
  • Otros medicamentos que pueden reaccionar con el sol son los antibióticos, los antifúngicos, los antiinflamatorios o ciertos diuréticos.

Por lo que respecta al cloro de las piscinas, no debería tener efectos perjudiciales si las concentraciones se ciñen a lo que marca la ley. No obstante, los expertos recuerdan la importancia de ducharse tras el baño para eliminar los restos de cloro y demás productos químicos que se utilizan en las piscinas.

La arena del mar tampoco debería perjudicar a los pacientes con psoriasis, salvo que tengan heridas en la piel. Entonces sí que hay que tener cuidado.

Puede interesarte: