Ana Lopez
Ana Lopez
07 Feb, 2018 - 15:00
Dieta Scardale: ¿en qué consiste esta dieta de adelgazamiento?

Dieta Scardale: ¿en qué consiste esta dieta de adelgazamiento?

Ana Lopez

La dieta Scardale se popularizó en la década de los 90 y, desde entonces, han sido muchos los que se han sumado a perder peso con este método.

La dieta Scardale, también conocida como dieta médica Scardale nació como un plan de alimentación básico para perder peso.

Dieta Scardale: algunos datos básicos

Dieta Scardale

El creador de la dieta Scardale fue el médico Herman Tarnower. Tarnower era especialista en cardiología y, en principio, diseñó esta dieta para pacientes que tenían algún tipo de dolencia cardíaca.

Con el tiempo, entendió que otras personas podían utilizarla y que quien lo hacía no solo perdía peso sino que mejoraba notablemente sus problemas de salud.

En general, la dieta Scardale consiste en distribuir los nutrientes en las siguientes proporciones: 31,5% de carbohidratos, 43% de proteínas y 22,5% de grasas.

El objetivo es no consumir más de 1.000 calorías diarias. Los resultados de esta dieta son prometedores: se pueden adelgazar hasta 8 kilos en dos semanas.

Fases de la dieta Scardale

La dieta Scardale tiene dos fases. La primera fase trata de acelerar el metabolismo. Según su creador, cambiarlo es posible si se alteran las rutinas alimentarias de quien pretende adelgazar.

Muy al contrario de lo que algunos piensan, no se deben consumir otros alimentos sino la combinación de los mismos, aunque es cierto que, en algunos casos, se deberán eliminar o reducir determinados alimentos que no son saludables.

Al reducir la ingesta de calorías, el organismo comienza a acelerarse y ello deriva en la pérdida de peso. Esta fase no debe prolongarse más de 14 días.

La segunda fase de la dieta Scardale es de mantenimiento. Esta fase, como su propio nombre indica, consiste en mantener los hábitos que adoptamos durante los primeros 14 días, mientras vamos incorporando una dosis mayor de los alimentos permitidos.

Reglas básicas de la dieta Scardale

  • Comer estrictamente lo indicado.
  • No sustituir alimentos.
  • No tomar bebidas alcohólicas.
  • Entre horas puede comerse zanahoria o apio en las cantidades que desee.
  • Las únicas bebidas permitidas son: café y té sin azúcar, agua y gaseosas dietéticas.
  • Hay que preparar todas las ensaladas sin aceite. Como aderezo puede usarse limón y vinagre.
  • Nunca hay que sobrecargar el estómago.
  • No se debe seguir la dieta durante más de 14 días.

Prohibiciones básicas

  • No usar leche entera, en todo caso, leche desnatada y con moderación.
  • No usar azúcar.
  • No comer más de dos rebanadas de pan al día.
  • No comer productos elaborados con harina, tales como espaguetis, fideos, etc…
  • No comer frutas en conserva.
  • No comer chocolate ni golosinas.
  • No comer mantequilla de cacahuetes.

Un día normal en la dieta Scardale

  • Desayuno: ½ pomelo, una rebanada de pan proteico, café o té sin azúcar.
  • Almuerzo: Ensalada de atún o salmón con limón y vinagre. Pomelo, melón o frutas de estación. Café y/o té.
  • Cena: Cordero asado (será necesario retirar toda la grasa visible). Ensalada de lechuga, tomates, pepinos, apio, té o café.

Ventajas e inconvenientes de esta dieta

La dieta Scardale tiene tantos detractores como defensores. Por ello, queremos presentarte algunas de las ventajas y desventajas de este plan de adelgazamiento. Entre las ventajas encontramos que:

  • No es necesario controlar las calorías ni el peso de la comida.
  • Se consigue adelgazar en poco tiempo.
  • Con el plan de mantenimiento es fácil controlar el efecto rebote.
  • Puede adecuarse a todos los bolsillos.
  • Tiene un plan de recetas bastante accesible para todos. No es necesario ser un experto cocinero.

Entre los inconvenientes encontramos que:

  • Algunos expertos indican que este tipo de dietas rápidas no facilitan la adopción de hábitos saludables.
  • Al ser una dieta tan intensiva, no es sostenible para deportistas o para personas con una vida muy activa.
  • Algunos expertos también indican que esta dieta sobrecarga el riñón, aumenta el ácido úrico y puede causar deshidratación.
  • Cualquier dieta, debe acompañarse de ejercicio físico y, en este caso, no se hace ninguna indicación al respecto.

Puede interesarte: