Marina Román Leite
Marina Román Leite
10 Ene, 2017 - 17:31
Dieta mediterránea: la dieta que siempre debes hacer

Dieta mediterránea: la dieta que siempre debes hacer

Marina Román Leite

La dieta mediterránea es beneficiosa para la salud. ¿Quieres sentirte mejor por dentro y por fuera? ¡Incorpórala en tu vida y disfruta comiendo sano!

La dieta mediterránea, a pesar de ser conocida mundialmente, ha sido reemplazada por otro tipo de dietas desaconsejadas por los expertos en salud y nutrición.

Una gran parte de la población, desconoce que propiedades tienen los alimentos que comen y cuánta cantidad de estos, son necesarios para tener una vida sana y saludable.

Este desconocimiento sobre qué comer o dejar de comer, junto con la fast food y los períodos en los que llegamos a saltarnos comidas, ponen en peligro nuestra salud.

Beneficios de escoger la mejor dieta, la mediterránea

Dieta Mediterránea


La dieta mediterránea es, sin duda, uno de los modelos alimentarios que médicos, incluso orientales, recomiendan. No es una dieta solo para unos meses, sino que es recomendable que desde el momento que la eliges se convierta en un modelo de por vida.

Descubre algunos de sus beneficios:

  • Aumenta en un 10% el colesterol bueno.
  • Reduce el asma y la alergia en los más pequeños.
  • Protege la próstata, los riñones y el cerebro.
  • Evita el envejecimiento precoz.
  • Es útil para combatir la gota.
  • Contrarresta el riesgo genético del ictus.
  • Potencia el buen humor.

Dieta mediterránea, el top de las mejores dietas

La dieta mediterránea se basa en un plan alimentario equilibrado y variado. Otras dietas eliminan completamente los carbohidratos de su lista de alimentos a ingerir, pero eso, además de no ser beneficioso para nuestra salud, te obliga a llevar una vida esclava y llena de prohibiciones.

En cambio, la dieta mediterránea es rica en fibra, vitaminas y minerales esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo. También aporta proteínas de alto valor biológico (importantes para los músculos) y grasas poliinsaturadas que cuidan del corazón y otros órganos del cuerpo.

La dieta mediterránea aconseja comer frutas y verduras porque además de contener antioxidantes naturales, estas reducen el riesgo de sufrir obesidad, cáncer y diabetes del tipo 2.

¡Hoy puede ser un buen día para empezar la dieta mediterránea!

Si te propones poner fin a subidas y bajadas de peso, desequilibrios hormonales, y efectos yoyó en tu cuerpo, olvídate de las dietas milagro o aquellas con nombres extraños y difíciles de pronunciar.  Cualquier momento es bueno para empezar la dieta mediterránea, porqué sólo te dará beneficios que harán que te sientas mucho mejor.

Alimentos de la dieta mediterránea

Toma nota de los alimentos que lleva una dieta mediterránea:

Aceite de oliva

Protege a tu corazón adicionando este alimento rico en vitamina E y beta-carotenos en tu dieta. Es mucho más recomendable si es aceite de oliva virgen extra, sobre todo ecológico. Lo ideal es consumir de 3 a 6 cucharadas diarias, así ayudarás a nivelar el nivel de colesterol y a combatir la osteoporosis.

Pan y derivados del trigo

Para poder aguantar con energía la rutina diaria, es necesario comer carbohidratos. Estos, los encontramos en los cereales, en el arroz y en la pasta.

Verduras, hortalizas, frutas, legumbres y frutos secos

Con todos estos alimentos, conseguirás obtener las vitaminas, fibra y minerales esenciales que tu cuerpo necesita para una vida más saludable. Además de ser antioxidantes, te aportan diariamente una gran cantidad de agua, muy importante para estar bien hidratado.

Quesos y lácteos

Si quieres obtener una gran fuente de vitaminas, minerales y proteínas de alto valor biológico, es necesario consumir quesos, leche, yogur. Estos últimos, con sus microorganismos, protegerán tu flora intestinal.

Pescado

Consumir entre dos a tres veces por semana pescado azul te ayudará a poner a raya el colesterol y a prevenir tu corazón de enfermedades cardiovasculares.

Carnes

Preferiblemente debes consumir carne magra como la de pollo, ternera y conejo por su bajo contenido en grasa. Otras carnes permitidas son la pechuga de pavo, el solomillo y el lomo de cerdo. Las que sí debes consumir con moderación, son las carnes rojas.

El vino y el agua

El vino, al ser un alimento que posee beneficios probados para la salud, puede incluirse en nuestra dieta, pero siempre debe tomarse con moderación, preferiblemente una sola copa de vino tinto y mejor en las comidas.

Y no nos podemos olvidar de beber agua diariamente, porqué dará flexibilidad y elasticidad a nuestra piel y de este modo, lucirá más sana y joven.

Esta lista de alimentos es la que componen una buena dieta, usada en proporción a tu peso y edad. Todo ello, sumado a una vida activa, al ejercicio moderado (como mínimo caminar diariamente 30 minutos a paso normal) y a una actitud positiva ante la vida, te ayudarán a estar mejor por dentro y por fuera, y todo eso, es la esencia de una buena dieta mediterránea.

Puede interesarte