Merche Mairal Reinoso
Merche Mairal Reinoso
19 Ene, 2017 - 12:16
Todo lo que necesitas saber sobre la dieta paleo

Todo lo que necesitas saber sobre la dieta paleo

Merche Mairal Reinoso

La dieta paleo puede ayudarte a perder peso y comer más sano. Descubre más sobre esta dieta y cuáles son sus ventajas e inconvenientes.

La dieta paleo es un régimen dietético que se basa en la alimentación que seguían los hombres en el periodo del Paleolítico.

Promueve el consumo de alimentos naturales, que no hayan sido manipulados, como por ejemplo los alimentos enlatados o congelados.

Esta dieta esta constituida fundamentalmente por carnes magras, pescados, verduras, frutas y frutos secos. El resto de alimentos que no se consumían ni estaban disponibles en la etapa paleolítica quedan totalmente excluidos de este régimen, como es el caso de la pasta o los productos lácteos. Y, por supuesto, nada de alimentos procesados.

¿EN QUÉ CONSISTE LA DIETA PALEO?

Dieta paleo
Toma nota:
El IMC te permite saber de una forma simple y eficaz, si estás en tu peso ideal. ¡Haz este test ahora y averigua tu IMC!

El objetivo principal de la dieta paleolítica es conseguir una alimentación más saludable y adecuada a nuestro organismo. El consumo actual de numerosos alimentos procesados ha provocado el desarrollo de muchas enfermedades, como por ejemplo, la diabetes o la obesidad.

La dieta paleo favorece el consumo de fibra, vitaminas y, sobre todo, de proteínas. Por otro lado, reduce considerablemente las cantidades de grasas que consumimos. De la misma manera que se hacia en el paleolítico, el número de comidas diarias también se reduce, se trata de comer grandes cantidades y pasar unas 10 horas del día en ayuno para después volver a consumir grandes cantidades de comida.

De esta forma, conseguimos que nuestro cuerpo queme más calorías y grasas, ayudándonos también a controlar nuestra sensación de hambre.

5 BENEFICIOS DE LA DIETA PALEO

1. Favorece la pérdida de peso

Normalmente, esto funciona sólo al comienzo de iniciarnos en esta dieta. La retirada de muchos alimentos a los que estamos habituados, incluyendo algunos productos procesados y fuentes de hidratos de carbono complejos, provoca una pérdida de peso considerable. Además, la ingesta de proteínas fomenta la sensación de saciedad.

2. Una dieta rica en fibra

El régimen está basado en el consumo de alimentos frescos y naturales. La frutas y verduras son ricas en fibras que ayudan a regular el tránsito intestinal, favorecen la sensación de saciedad y la absorción de las grasas.

3. Vientre plano

La bebida por excelencia de esta dieta es el agua, lo que nos ayuda a mantenernos constantemente hidratados, a liberar toxinas y a mejorar nuestro tránsito intestinal.

4. Reduce el riesgo de enfermedades

Sobre todo enfermedades relacionadas con la alimentación moderna, como el cáncer, la diabetes y diversos problemas cardiovasculares.

5. Una dieta (casi) saludable

La retirada de todo lo que son productos procesados hace con que sean eliminados de nuestra alimentación factores de riesgo para nuestra salud. Los azúcares añadidos, las grasas saturadas y la sal, son perfectamente innecesarias en nuestra dieta diaria. 

6. La sal no entra

Tal y como la grasa y el azúcar, la sal es más bien un problema en nuestra alimentación ya que tiende a estar presente en exceso. Además de promover la retención de líquidos y la celulitis, la sal también provoca problemas cardiovasculares como la hipertensión.

PRINCIPALES INCONVENIENTES

Este tipo de alimentación también tiene algunos inconvenientes ya que existen otros nutrientes esenciales para nuestro organismo que estamos eliminando de nuestra dieta, por ejemplo, cereales y calcio.

La dieta paleo también obliga a consumir grandes cantidades de proteína animal, lo que puede elevar los niveles de colesterol en nuestro organismo, en el caso de que no escojas alimentos bajos en grasas.

Puede interesarte: