Ana Lopez
Ana Lopez
05 Jun, 2017 - 10:00
Anorexia: causas, síntomas y tratamientos

Anorexia: causas, síntomas y tratamientos

Ana Lopez

La anorexia es una enfermedad que afecta física y mentalmente a las personas que la padecen. La obsesión con el peso es el inicio de un dramático laberinto.

La anorexia es un trastorno de la conducta alimentaria que afecta en su mayoría a mujeres aunque en los últimos años la cifra de hombres afectados ha aumentado. Suele darse durante la adolescencia pero los últimos estudios indican que puede ser común en otras etapas de la vida.

El culto al cuerpo y el ideal de belleza femenino y masculino arrastran a muchas personas a obsesionarse con el peso y, en el peor de los casos, a cruzar la delgada línea que hay entre  el afán de querer estar siempre más delgados y la anorexia.

Causas de la anorexia

En el párrafo anterior adelantábamos una de las posibles causas: el bombardeo constante que sufren mujeres y hombres de una publicidad que omite a los gordos y glorifica la extrema delgadez. Entre otras causas podríamos encontrar:

  • Obesidad del enfermo o de su familia directa (padres, hermanos…)
  • Muerte o enfermedad de un ser querido
  • Separación de los padres
  • Sucesos traumáticos
  • Fracasos escolares

Síntomas de la anorexia

El principal síntoma es la pérdida de peso en un espacio corto de tiempo. No nos referimos a unos kilos, sino a un adelgazamiento realmente significativo que, para los enfermos de anorexia, no supone nada porque tienen la idea de su cuerpo completamente desvirtuada. Otros síntomas son:

  • Rechazo a mantener el peso corporal por encima del mínimo recomendado
  • Miedo al aumento de peso
  • Ausencia de tres ciclos menstruales en el caso de las mujeres
  • Utilización de trampas para evitar la comida (intentarán evitar las cenas y los compromisos sociales que impliquen comer)
  • Depresión

Tratamientos para la anorexia

La detección del problema y el reconocimiento del mismo por parte del enfermo son vitales para iniciar la cura. La anorexia es una enfermedad que necesita combinar el tratamiento psiquiátrico y el endocrinólogo. En primeras instancias se trata de que la persona recupere peso y los hábitos alimenticios pero eso no es más que la punta del iceberg.

Todos los tratamientos tienen que pasar por reforzar la autoestima del afectado y eliminar la percepción errónea que tenía sobre su propio cuerpo. El apoyo familiar y del círculo más cercano es casi fundamental para que las personas afectadas vuelvan, poco a poco a la normalidad.

Puede interesarte: