Merche Mairal Reinoso
Merche Mairal Reinoso
09 Mar, 2017 - 11:52
Los tres tipos de cuerpo: ¿sabes cuál es el tuyo?

Los tres tipos de cuerpo: ¿sabes cuál es el tuyo?

Merche Mairal Reinoso

Conociendo tu tipo de cuerpo conseguirás adaptar tu plan de dieta y entrenamiento para sacarle el máximo partido y obtener mejores resultados.

Cada tipo de cuerpo viene determinado por diversos factores, entre ellos, el metabolismo, las proporciones, la masa muscular o la facilidad para acumular grasa.

Para realizar esta clasificación la mayoría de los profesionales se basan en la teoría de los somatipos, una teoría desarrollada en los años 40 por el psicólogo norteamericano William Herbert Sheldon.

Esta teoría  clasifica los tipos de cuerpo en tres grandes grupos: endomorfos, mesomorfos y ectomorfos.

Cada somatipo está asociado a un perfil físico, aunque la teoría también asocia los distintos somatipos a la personalidad y al comportamiento de las personas.

Sabiendo a qué somatipo perteneces, podrás predecir tu desarrollo físico, y sacar mayor partido a tus entrenamientos y a tus planes de dieta para así alcanzar tus objetivos, ya sea ganar masa muscular o perder peso.

Diferentes tipos de cuerpo

tipos-de-cuerpo


Es importante tener en cuenta que ninguna persona pertenece drásticamente a un somatotipo, pero sí tendemos a tener más características de uno de los tres tipos de cuerpo.

Endomorfos

Este somatipo es de apariencia fuerte y corpulenta, con hombros y caderas anchos, y con una estructura ósea y muscular grande.

Además, los endomorfos tienen mucha facilidad para ganar masa muscular, pero también para almacenar grasas, ya que son de metabolismo lento.

Poseen unos músculos más fuertes y potentes, sobre todo en las piernas. Pero a este tipo de cuerpo le cuesta más definir el músculo, así que el ejercicio aeróbico es el más recomendable para los endomorfos.

Mesomorfos

Un mesomorfo posee una estructura ósea y muscular grande y fuerte, un cuerpo esbelto, con cintura estrecha y hombros anchos.

Se trata de uno de los tipos de cuerpo con la fisionomía más atlética, en forma de V, perfecta para el desarrollo muscular.

Los mesomorfos tienen facilidad para ganar masa muscular, pero no tienen tendencia a acumular grasa, además les resulta más sencillo ganar o perder peso. Los ejercicios cardio y las pesas suelen ser los entrenamientos más recomendables para mejorar su forma física.

Ectomorfos

El último somatipo es de apariencia más débil y delgada, con una estructura ósea de mayor longitud pero con menos fuerza.

Los ectomorfos no tienen tendencia para acumular grasa, pero tampoco para ganar más muscular, ya que tienen un metabolismo más rápido.

Este tipo de cuerpo es el ideal para atletas de resistencia, aunque los entrenamientos de los ectomorfos deben ser intensos y deben trabajar una zona muscular concreta.

Si quieres saber cuál es tu tipo de cuerpo, puedes ponerte delante de un espejo, valorar el ancho de tus hombros y caderas, y pensar en si tienes facilidades para ganar o perder peso.

De este modo, podrás hacerte una idea de a qué somatipo perteneces para saber a qué aspectos de tu dieta y de tu entrenamiento dar mayor atención.