Mamen Muñoz
Mamen Muñoz
18 Jul, 2017 - 14:00
Refresca tu menú con esta mousse de limón facilísima

Refresca tu menú con esta mousse de limón facilísima

Mamen Muñoz

Compartimos esta receta de mousse de limón facilísima para sorprender a tu familia y amigos con un postre sencillo de preparar, ligero y nutritivo.

Karlos Arguiñano comparte una receta de mousse de limón facilísima en Hogarmania perfecta si vas a organizar una comida o cena en casa, y para la que no necesitas emplear ni yemas de huevo ni nata.

Además, se trata de un plato que aporta calcio y vitamina C, y que junto con el contraste de la acidez del limón con el resto de ingredientes dulces, se convierte en un postre fresco, sabroso, ligero y muy digestivo.

Asimismo, el resultado final ofrece una presentación que lo hace más apetecible. Todo ello, sin contar que para preparar esta receta apenas necesitarás media hora, más el tiempo de reposo en el frigorífico, una hora aproximadamente en total.

Mousse de limón facilísima: un postre nutritivo y bajo en grasas

mousse-de-limón

Imagen: hogarmania.com

– Ingredientes –

  • 2 limones
  • 2 huevos
  • 150 g de leche condensada
  • 3 hojas de gelatina
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • Hojas de menta
  • Agua

-Modo de preparación-

Para comenzar esta receta de mousse de limón facilísima, necesitaremos unos moldes forrados con papel de aluminio, que servirán para darle forma al postre.

A continuación, pelaremos uno de los limones. En este punto, emplearemos únicamente la cáscara, para lo que cortaremos la cáscara en juliana y la pondremos en un cazo junto con medio vaso de agua y las dos cucharaditas de azúcar. Dejamos hervir durante unos 5 minutos, y mientras vamos exprimiendo los limones y reservamos el zumo.

En cuanto a las láminas de gelatina, las debemos diluir con un poco de agua y las reservamos. La gelatina también puede ser en polvo, tal como nos indica el cocinero.

En un bol añadimos el zumo de los limones y la leche condensada. Acto seguido, mezclamos ayudándonos de una batidora, y vertemos la gelatina diluida.

En otro recipiente montamos dos claras de huevo con la batidora. Una vez finalizado, incluimos la mezcla anterior del zumo de limón, la leche condensada y la gelatina, y vamos mezclando hasta que esta mousse de limón facilísima tenga un aspecto homogéneo y una textura cremosa.

Una vez tengamos lista la mousse de limón facilísima, podemos ir rellenando los moldes. Luego los dejamos reposar en el frigorífico para lograr una mayor consistencia a la hora de servirlos. El tiempo mínimo aconsejado es de una hora.

Para servir, desmoldamos las mousses en el plato y las decoramos, tal como nos indica el cocinero Karlos Arguiñano, con unas hojas de menta y las cáscaras de limón confitadas.

Puede interesarte: