Merche Mairal Reinoso
Merche Mairal Reinoso
21 Jul, 2017 - 13:00
Nutrigenómica: la dieta del ADN

Nutrigenómica: la dieta del ADN

Merche Mairal Reinoso

¿Te imaginas una dieta personalizada acorde con tu genética? La nutrigenómica es la ciencia que estudia la interacción entre lo que comemos y nuestros genes.

Nutrición y genética se unen en una nueva ciencia, la nutrigenómica, que define la relación entre nuestra alimentación y nuestros genes. Su objetivo es identificar los componentes de la dieta que puedan afectar de manera positiva o negativa a nuestra salud.

Al igual que nuestro ADN determina nuestro color de ojos o nuestra predisposición a sufrir ciertas enfermedades, también define la reacción a los alimentos que ingerimos, independientemente de que si son saludables o no.

De este modo, la nutrigenómica nos permitiría descubrir cómo nuestra dieta puede llegar a modificar la respuesta de nuestros genes. A continuación te explicamos más detalladamente en qué consiste esta ciencia y qué aplicaciones puede tener en el futuro.

¿En qué consiste la nutrigenómica?

Nutrigenómica-dieta



Una dieta en función de nuestras características genéticas parece una afirmación venida del futuro, pero no. La nutrigenómica se encarga de investigar las distintas interacciones de los alimentos y los nutrientes con el ADN, dando paso también a la prevención de enfermedades a través de la dieta.

A comienzos del siglo XXI es cuando empieza a desarrollarse un nuevo campo científico, la genómica nutricional, a través de la cual se descubren las bases moleculares de la predisposición a determinadas patologías, como es el caso de algunas enfermedades cardiovasculares, la diabetes, la obesidad o el cáncer.

Sin embargo, la predisposición genética no implica que inevitablemente vayamos a desarrollar una determinada enfermedad. Existen otros factores externos como la dieta, el estilo de vida o incluso el medio ambiente, que influyen notablemente. Es ahí donde aparece la nutrigenómica.

¿Estamos ante la dieta del futuro?

La nutrigenómica puede suponer una auténtica revolución en nuestra dieta, dando paso a las dietas personalizadas con bases científicas reales y acordes a nuestro genoma, que nos ayudarían a prevenir enfermedades y a vivir más y mejor.

Esta nueva ciencia puede ser un aliado potencial en la lucha contra la obesidad, tal y como afirma el investigador José María Ordovás, uno de los pioneros en nutrición y genética, y director del Laboratorio de Nutrición y Genética de la Universidad de Tufts en Boston.

Pero la aplicación de la nutrigenómica puede ir mucho más allá, ya que permitiría personalizar soluciones nutricionales, tratamientos o modificaciones en nuestro estilo de vida adaptadas a nuestras necesidades y a nuestra predisposición genética, e incluso podría ayudarnos en la lucha contra el envejecimiento.

Sin embargo, todavía en pronto para predecir el futuro de esta ciencia, ya que en la actualidad todavía se sigue investigando acerca de su utilidad. Aunque no cabe duda que la nutrigenómica promete ser una auténtica revolución en el sector de la salud y de la nutrición.

Puede interesarte: