Mar Calvo
Mar Calvo
18 May, 2018 - 08:00
4 recetas de nueces caramelizadas para dar textura a tus platos

4 recetas de nueces caramelizadas para dar textura a tus platos

Mar Calvo

Una forma estupenda y sana de dar textura a nuestros platos es añadirles nueces caramelizadas En este artículo te proponemos 4 recetas diferentes para que puedas elegir la que más te guste: fritas, al horno, con miel y al microondas.

Una forma estupenda y sana de dar textura a nuestros platos es añadirles frutos secos. Unas nueces caramelizadas siempre son una buena opción. Simplemente con un poco de nata montada o una bola de helado ya son un colofón perfecto para una buena comida.

Hay varias formas de preparar nueces caramelizadas, todas bastante sencillas. En este artículo te proponemos 4 recetas diferentes, para que tengas dónde elegir.

Receta fácil de nueces caramelizadas

Nueces caramelizadas

Imagen: emerils.com

Empezaremos por preparar las nueces caramelizadas sin más, de la forma más simple y fácil posible. Para ello necesitaremos simplemente 200 gramos de nueces peladas naturales (sin sal), 150 ml de agua, azúcar (al gusto) y aceite.

Echamos el agua y el azúcar en un cazo, mezclamos bien y ponemos en el fuego. Cuando el agua empiece a hervir, incorporamos las nueces y cocemos durante 5 minutos. Cuanto más tiempo las dejemos cociendo, más dulces estarán.

Sacamos las nueces con ayuda de una espumadera, las dejamos en un escurridor para que suelten el agua y las freímos en una sartén con abundante aceite.

Cuando estén doradas las colocamos extendidas sobre un plato para que enfríen y las reservamos para incorporar a nuestros postres. Verás que cuando enfríen quedarán aún más crujientes.

El almíbar sobrante de cocer las nueces podemos reducirlo y echarlo por encima de las nueces mientras estas todavía están calientes. También podemos añadir unas semillas de sésamo.

Otro apunte muy importante: asegúrate de que nadie va a echar mano de ellas hasta que no estén frías. De lo contrario, pueden acaban con quemaduras en la boca.

Para guardar las nueces caramelizadas una vez frías podemos meterlas en un recipiente hermético y dejarlas en la nevera.

Receta de nueces caramelizadas al microondas

Esa misma receta podemos prepararla utilizando el microondas. En un cuenco resistente a microondas echamos las nueces, el azúcar y dos cucharadas soperas de agua.

Calentamos a potencia máxima durante un minuto. Removemos bien para que las nueces cojan el azúcar y volvemos a calentar otro minuto. Removemos de nuevo y calentamos un minuto más para que acaben de caramelizarse.

Volvemos a remover y extendemos las nueces caramelizadas en un plato grande para que enfríen.

Receta de nueces caramelizadas con miel

Nueces caramelizadas

Otra forma muy sencilla y resultona de preparar nueces caramelizadas es hacerlas con miel en lugar de azúcar. En este caso solo tenemos que poner las nueces peladas en un cazo con miel (calcula 65 gramos de miel por cada 100 gramos de nueces) y un trocito de mantequilla.

Ponemos a fuego medio y removemos con ayuda de una espátula de silicona hasta que la mantequilla se haya derretido. Incorporamos las nueces y removemos de vez en cuando.

Cuando estén caramelizadas (tardarán poco más de 5 minutos), las sacamos a un plato para que enfríen. Para evitar que se peguen podemos colocar papel de horno.

Receta de nueces caramelizadas al horno

Con los mismos ingredientes de la receta anterior podemos preparar unas nueces caramelizadas extra crujientes. Seguimos el mismo proceso, pero una vez que las nueces ya se han caramelizado las extendemos sobre una bandeja de horno con papel sulfurizado, de tal forma que no se toquen unas con otras.

Horneamos durante 8 minutos a 180ºC, con el horno previamente precalentado y a una altura media. Cuando empiecen a dorarse las sacamos y las dejamos enfriar.

Cómo podemos aprovechar las nueces caramelizadas

Podemos utilizar las nueces caramelizadas para decorar un brownie de chocolate, un flan, una tarta de queso, unos cupcakes, una tarta de zanahoria, una mousse de chocolate o para alegrar un sorbete de limón, por dar algunas ideas.

Con carnes van muy bien para un salteado de pollo o para preparar un pan de carne con queso de cabra, como este que hemos visto en cookpad.

Incluso podemos comerlas solas como snack o echarlas a la pasta y a las ensaladas.

Puede interesarte: