Mar Calvo
Mar Calvo
19 Feb, 2018 - 15:00
Cómo preparar la salsa de nueces para pasta al estilo tradicional

Cómo preparar la salsa de nueces para pasta al estilo tradicional

Mar Calvo

Hoy aprenderemos a preparar una salsa de nueces para pasta al estilo tradicional. Entre los ingredientes no puede faltar el queso parmesano.

A veces las salsas tienen un sabor tan intenso que opacan al de nuestros platos. Pero eso no ocurre con la salsa de nueces para pasta que prepararemos hoy, ya que su sabor suave realza el del plato principal.

Antes de ponernos con las manos en la masa, hay que decir que la salsa de nueces también es conocida como “sugo di noci” o “sarsa de noxe”. La receta original proviene de Liguria, en la provincia italiana de Génova (de donde también es originaria la salsa pesto). Pero como suele ocurrir, hoy en día existen un montón de versiones. A continuación veremos algunas.

Receta de salsa de nueces para pasta

Salsa de nueces para pasta

La primera salsa de nueces para pasta que prepararemos lleva queso parmesano y piñones, entre otros ingredientes. ¡Apunta!

– Ingredientes –

  • 150 g de nueces peladas
  • 50 g de queso parmesano rallado
  • 40 g de miga de pan
  • 100 ml de leche
  • Un puñado de piñones
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal

– Preparación –

  • Dando por hecho que ya tenemos las nueces peladas y sin pieles, lo primero que haremos será remojar las migas de pan en la leche durante unos cinco minutos.
  • Colamos y reservamos por separado ambos ingredientes.
  • En el vaso de la batidora echamos las nueces, los piñones, el ajo, la miga de pan previamente remojada y el queso.
  • Trituramos todo junto hasta conseguir una pasta homogénea. Entonces vamos echando el aceite poco a poco con el fin de que emulsione.
  • Rectificamos de sal y verificamos que la textura resultante es la adecuada (tiene que quedar densa). Si la salsa queda demasiado espesa podemos añadir un poco de la leche que teníamos reservada.

Salsa de nueces para pasta al estilo tradicional

Como decíamos al principio, la salsa de nueces para pasta es originaria de la Liguria. Pues bien, la forma tradicional de prepararla era con el mortero. De esta forma, las nueces no quedaban completamente trituradas y se podía notar su textura en cada bocado.

Así que si quieres olvidarte de la batidora y triturar los ingredientes a mano lo primero que hay que hacer es machacar los piñones, el ajo y una pizca de sal gorda. Este último ingrediente es importante, puesto que hace más fácil el proceso. Removemos haciendo círculos e incorporamos las nueces peladas. Las machacamos con cuidado de que no queden hechas polvo.

Añadimos entonces el aceite y la miga de pan y mezclamos bien. Agregamos la leche poco a poco hasta que nos quede una textura cremosa. Por último, incorporamos el queso y volvemos a mezclar.

Cómo limpiar las nueces para preparar la salsa

Hoy en día podemos comprar las nueces ya peladas y limpias, pero como estamos hablando de la receta tradicional vamos a decir cómo es el proceso para limpiar bien las nueces:

  • Quitamos la cáscara.
  • Ponemos las nueces a hervir en un cazo con agua durante dos minutos.
  • Las sacamos del fuego y las escurrimos.
  • Las ponemos a secar sobre un trapo.
  • Vamos quitando las pieles con cuidado.

Raviolis con salsa de nueces para pasta

No podemos olvidarnos de que esta salsa de nueces es para acompañar platos de pasta. Así que la serviremos sobre nuestra variedad favorita. Para rematar podemos echar unos trocitos de nueces previamente tostadas, rallar un poco de parmesano y espolvorear una pizca de perejil fresco muy picado.

También podemos mezclar la pasta con la salsa de nueces antes de servir. Como hemos visto en una receta de raviolis con salsa de nueces de Cookpad. En esta ocasión lleva nata y es tan sencilla como introducir en la batidora nata (400 ml), nueces peladas (150 g), un ajo cortado, perejil fresco, dos cucharadas de aceite de oliva, una pizca de sal y un poco de pimienta blanca. Batimos bien, vertemos en una cazuela y reservamos.

Aparte ponemos a cocer los raviolis. Para cuatro raciones necesitaremos medio kilo. Una vez cocidos, los escurrimos y los incorporamos a la salsa de nueces que teníamos reservada y que tenemos que calentar antes de echar la pasta. Cocinamos todo junto un par de minutos con cuidado de que no se nos peguen. ¡Listo!

Puede interesarte: