Mar Calvo
Mar Calvo
09 Feb, 2018 - 15:00
¿Cómo consumir los copos de avena para bajar de peso?

¿Cómo consumir los copos de avena para bajar de peso?

Mar Calvo

Muchas dietas populares, como la Dukan, la dieta disociada o la dieta de la avena, incorporan los copos de avena en sus menús.

Una de las propiedades de los copos de avena es su capacidad para saciarnos de tal forma que apenas necesitaremos picar entre horas. Eso nos ayuda a mantener a raya nuestro peso. Incluso podemos adelgazar si sabemos cómo consumir este cereal.

Lo primero es conocer un poco mejor este alimento, empezando por aprender los cuatro tipos de copos de avena que podemos encontrar:

1. Avena blanca: es originaria del Mediterráneo, pero en el norte de Europa también se cultiva ya que está adaptada al frío. La avena holandesa o la avena negra son dos subespecies.

2. Avena roja: se cultiva en los climas más secos y calurosos, incluso en zonas áridas.

3. Avena desnuda: es la más consumida en los países asiáticos.

4. Avena orientalis: es la que más se cultiva en nuestro país.

Los copos de avena en las dietas populares

Copos de avena

Dicho esto, recordaremos que los copos de avena son los cereales con mayor aporte de proteínas, por lo que es ideal para dietas basadas en proteínas. Muchas dietas populares, como la Dukan (incluye 3 cucharadas soperas de avena diarias) o la dieta disociada incorporan estos granos en sus menús.

Por su parte, Miquel Pros, el doctor que ha creado la llamada “dieta de la avena” es un gran defensor de este alimento. Se vende como una dieta que ayuda a adelgazar 5 kilos en una semana. En un menú tipo de esta dieta hay que comer 5 veces al día e incluir avena en el desayuno, el almuerzo y la cena (media taza de avena en hojuelas en cada una de esas comidas).

Recetas ligeras con copos de avena

El momento ideal del día para consumir copos de avena es en el desayuno. En un artículo anterior te enseñábamos algunas recetas para elaborar papillas de avena para esta comida.

Crema hervida con copos de avena

Crema hervida con copos de avena

Pero también podemos consumir los copos de avena para comer o cenar. Una receta que contiene muy pocas calorías es la crema hervida. Para prepararla necesitaremos solamente un poco de agua (50 cl más o menos), 3 cucharadas soperas de copos de avena y vegetales variados (tomate, zanahoria, puerro, berenjena y/o pimiento, por ejemplo).

Solo tenemos que sofreír todos los ingredientes, añadir agua y cocerlos hasta que estén blandos. Batimos y servimos. Ya tenemos una cena ligera.

Muesli casero con copos de avena

Muesli casero con copos de avena

Seguro que has visto el muesli ya preparado en el supermercado, pero no es precisamente la opción más saludable. Hoy aprenderás a hacerlo tú mismo para que así sepas qué es exactamente lo que estás comiendo. Para unos cuantos días necesitarás los siguientes ingredientes.

– Ingredientes –

  • 150 g de copos de avena
  • 50 g de frutos secos
  • Un puñado de semillas
  • Una cucharadita de canela
  • Unas gotas de esencia de vainilla
  • Una pizca de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de miel (diluidas con unas gotitas de agua)

– Preparación –

Lo primer que haremos será poner el horno a precalentar a 150 ºC. Mientras, machacamos los frutos secos en el mortero y mezclamos con las semillas y la avena. Entonces añadimos la vanilla, la canela, el aceite, la sal y la miel. Removemos bien.

Una vez tenemos la mezcla lista, la extendemos en una bandeja de horno previamente forrada con papel vegetal y horneamos durante 5 minutos. Sacamos para remover la mezcla y volvemos a hornear otros 5 minutos o hasta que los ingredientes se hayan tostado.

Por último, sacamos el muesli, dejamos enfriar y conservamos en un tarro. A la hora de servirlo podemos añadirle frutos secos o chips de chocolate negro.

Batido de avena con manzana

Batido de avena con manzana

Se trata de una bebida muy rica y sana que prepararemos en un momento con solo estos ingredientes: avena integral (3 cucharadas), un vaso de agua, una manzana verde, limón y canela (opcional).

Si vas a tomar este batido para desayunar asegúrate de poner la avena a remojo durante la noche. Ya por la mañana echa en el vaso de la batidora la manzana limpia y troceada (con piel), la avena y el agua. Bate e incorpora unas gotas de limón y una pizca de canela, si quieres. En verano, podemos añadir también hielo.

Puede interesarte: