Mar Calvo
Mar Calvo
25 Ene, 2018 - 15:00
¿Para qué sirve el ginseng?

¿Para qué sirve el ginseng?

Mar Calvo

Descubre aquí para qué sirve el ginseng, una planta conocida por sus efectos positivos para los músculos y el sistema nervioso.

El ginseng tiene múltiples beneficios para nuestra salud. Normalmente, asociamos esta raíz con algo que tomamos cuando estamos cansados, pero lo cierto es que sus propiedades van más allá. En este artículo analizaremos para qué sirve el ginseng.

A modo de resumen, diremos que esta popular planta es un reconstituyente con efectos positivos para los músculos y el sistema nervioso, por lo que se recomienda especialmente para casos de falta de energía, agotamiento, estrés, ansiedad, depresión, enfermedades psicosomáticas o cuando nos estamos recuperando de una enfermedad o una operación.

¿Para qué sirve el ginseng según su origen?

Para qué sirve el ginseng

En este sentido hay que recordar que en el mercado podemos encontrar tres tipos de ginseng principalmente: el americano, el coreano y el siberiano (aunque también hay ginseng indio y brasileño). Cada uno tiene unos beneficios específicos.

1. El ginseng americano (Panax quinquefolius)

¿Para qué sirve el ginseng americano? Se utiliza para tratar el estrés, como estimulante, para reforzar el sistema inmunológico y para combatir infecciones y resfriados. En la medicina tradicional china el ginseng americano sería el “yin”, en contraposición al coreano, el “yang”. Mientras que el primero tiene un efecto estimulante, el coreano es relajante.

2. El ginseng coreano (Panax ginseng)

También conocido como ginseng rojo, en su raíz se encuentran unas sustancias con reconocidos beneficios ditetéticos y fitoterapeúticos. Esta comprobado que mejora la resistencia al estrés, aumenta la sensación de vitalidad, la capacidad sexual, el rendimiento laboral, la capacidad de concentración y los reflejos, estimula la síntesis de proteínas, previene la aparición de úlceras gástricas y refuerza el sistema inmunitario.

3. El ginseng siberiano (eleuterococo)

Ayuda a lidiar con el estrés, tiene propiedades energéticas, aumenta la fuerza muscular y la resistencia, estimula el sistema inmunológico, es antibacteriano y antivírico y combate algunas alergias.

¿Para qué sirve el ginseng en las mujeres?

Tradicionalmente el ginseng se daba a los hombres para fortalecer su sistema inmunológico o tratar enfermedades cardiovasculares, entre otros. Pero a las mujeres también nos viene bien. A saber:

1. Mejora el sistema inmunológico. Al igual que ocurre con los hombres, el ginseng (sobre todo el coreano) nos protege de los virus, la gripe, los resfriados, las bacterias e incluso de la hipotermia.

2. La raíz del ginseng tiene efectos estimulantes, por lo que es buena para aumentar nuestra energía.

3. Algunas investigaciones defienden que el ginseng es un afrodisíaco natural.

4. Alivia el estrés, algo que cada vez se hace más necesario debido al ritmo de vida tan acelerado que llevamos.

5. El ginseng también restablece el bienestar mental, por lo que su consumo alivia la depresión.

6. Se utiliza en las dietas de adelgazamiento porque ayuda a reducir el azúcar en sangre y a regular el peso (sobre todo el ginseng siberiano).

7. Reduce el dolor y la hinchazón causados por la menstruación.

8. Tiene efectos antioxidantes, lo que es bueno para retrasar los síntomas del envejecimiento.

¿Para qué sirve el ginseng que se usa en cosmética?

Pero el ginseng no solo nos cuida por dentro. En cosmética se utiliza para elaborar cremas, máscaras y esencias, gracias a que posee unas cualidades especiales: ayuda a restaurar la piel, la hidrata y alimenta, promueve la producción de colágeno, previene la aparición de arrugas y normaliza los procesos metabólicos.

También tiene efectos beneficiosos para el cabello, así que cuando veas un producto que contenga ginseng debes saber que está pensado para prevenir la caída, suavizar el pelo, hacerlo más manejable y mejorar la elasticidad del cuero cabelludo. Todo ello es posible gracias a que el ginseng contiene pectina, vitaminas, taninos, ácidos grasos, ácido ascórbico y resinas.

No obstante, es importante señalar que esta planta contiene un alto grado de fitoestrógenos (lo que quiere decir que puede provocar el exceso de estrógenos), por lo que hay que consumirla de forma moderada. Otros efectos secundarios del abuso de ginseng podrían ser un aumento de la tensión arterial, insomnio, nerviosismo, dolor de cabeza, picazón o diarrea.

Puede interesarte: