Mar Calvo
Mar Calvo
14 Feb, 2018 - 09:00
Descubre cómo tomar ginseng para aprovechar sus propiedades

Descubre cómo tomar ginseng para aprovechar sus propiedades

Mar Calvo

¿Te preguntas cómo tomar ginseng? Descubre cómo sacarle el máximo partido a esta raíz y disfrutar de todos sus beneficios.

Ya hemos hablado de las maravillosas propiedades del ginseng, empezando por sus cualidades para influirnos energía, luchar contra el estrés o aumentar la concentración. Pero hoy nos centraremos en dar respuesta a la siguiente pregunta: ¿cómo tomar ginseng?

Pues bien, esta planta medicinal tiene varias formas de ingerirse o aplicarse. Y digo aplicarse porque no solo sirve para el interior, sino que también se utiliza en productos de cuidado corporal y capilar.

Cómo tomar ginseng: variedades que encontramos en el mercado

Hoy en día podemos encontrar en el mercado diferentes variedades de ginseng, cada una con unas propiedades específicas. En cuanto al formato podemos elegir entre varias formas de consumo que listaremos a continuación:

1. Infusión de ginseng

Cómo tomar ginseng

Generalmente los que se hace con el ginseng es preparar una infusión con la raíz. Si nunca las has preparado solo tienes que seguir estos pasos:

  • Trocear una raíz.
  • Echarla en un cazo con un litro de agua.
  • Poner a calentar a fuego fuerte y cuando comienza a hervir bajar el fuego.
  • Dejar cocer durante unos 45 minutos.
  • Una vez transcurrido ese tiempo, colamos y bebemos una taza con el líquido resultante.

Hay quien al agua de la cocción le añade un trozo de limón o unas hojas de menta, pero eso ya va en gustos.

2. Raíz de ginseng cruda

Cómo tomar ginseng

¿Cómo tomar ginseng crudo? En este caso tenemos que lavar la raíz de ginseng y cocinarla al vapor durante al menos 10 minutos. Así conseguiremos que se ablande. Una vez lista, la cortamos en rodajas finas y la masticamos tal cual. También podemos añadirle jalea real o miel para reforzar nuestras defensas.

3. Ginseng en pastillas

También es posible encontrar el ginseng listo para tomar, ya sea en cápsulas o comprimidos. En las farmacias, herboristerías y algunos supermercados lo venden en ese formato. En los paquetes vienen indicada la dosis diaria recomendada.

4. Ginseng para cocinar

Cómo tomar ginseng

Incluso podemos comprar el ginseng en polvo y agregarlo a nuestras comidas. Podemos añadir una pizca al agua que utilicemos en el arroz en algún guiso, por ejemplo.

5. Ginseng en productos de belleza

El ginseng también es bueno para la piel y el cuero cabelludo, por lo que hay productos de cosmética y champús que incluyen esta planta entre sus ingredientes. Es frecuente encontrar esta sustancia en cremas para el contorno de ojos.

Cómo tomar ginseng: consejos

Como decimos, actualmente podemos encontrar ginseng en varios establecimientos, incluso en páginas web que importan los productos. Con tanta oferta es difícil elegir, por eso es aconsejable acudir a nuestro farmacéutico de confianza. Si no, debemos fijarnos en que el producto que vayamos a comprar contenga al menos un 7% de Ginsenosidos.

No obstante, antes de preguntarnos cómo tomar ginseng debemos consultar con un especialista. Lo que sí podemos adelantar basándonos en los diferentes estudios y publicaciones es que su consumo tiene unos límites:

  • Se recomienda empezar con una dosis baja e ir subiendo poco a poco.
  • La cantidad no debe exceder los dos gramos de polvo al día. No obstante, siempre hay que leer el prospecto o el envase. Un consumo excesivo puede llegar a provocar dolor de cabeza, insomnio, hipertensión o malestar estomacal.
  • No se aconseja tomarlo durante más de tres meses seguidos, sobre todo si nuestro sistema inmunológico está debilitado.
  • Debido a que es estimulante no se recomienda tomarlo con productos que lleven cafeína, carnitina, guaraná u otros estimulantes.
  • Está contraindicada la combinación de ginseng con antidepresivos, antihipertensivos, anticoagulantes (incluida la aspirina), algunos antigripales (especialmente los que contienen vasoconstrictores y descongestionantes) o productos como el kava kava o la hierba de San Juan.

Asimismo, las personas que padezcan diabetes y estén tomando alguna medicina hipoglucémica tampoco pueden tomar ginseng, al igual que los pacientes hipertensos, los que sufran esclerosis múltiple, artritis reumatoide, lupus o que estén tomando fármacos antiplaquetarios.

Los niños menores de 12 años y las mujeres embarazadas o que estén dando el pecho tampoco pueden consumir ginseng.

Puede interesarte: