Sara Calvo
Sara Calvo
22 Ago, 2018 - 08:00
Retención de líquidos en las piernas: causas y tratamientos

Retención de líquidos en las piernas: causas y tratamientos

Sara Calvo

La retención de líquidos en las piernas afecta a gran parte de la población. Te contamos a qué puede deberse y qué puedes hacer para aliviarlo.

La retención de líquidos en las piernas no es una enfermedad en sí, pero puede ser síntoma de otras. Por lo tanto, antes de hacer cualquier valoración, lo más importante es que te encargues de saber si la causa es una enfermedad de los riñones, el corazón o el aparato digestivo. Para ello, te aconsejamos que solicites una consulta médica, de manera que un profesional pueda valorar otros síntomas y llevar a cabo un diagnóstico.

Nosotros vamos a explicarte qué es exactamente la retención de líquidos, a qué puede deberse y cuáles son los remedios que pueden ayudarte a aliviarla.

¿Qué es la retención de líquidos en las piernas?

Retención de líquidos en las piernas

La retención de líquidos se da como consecuencia a una acumulación de líquido en los tejidos del cuerpo. Por lo tanto, en la retención de líquidos en las piernas ocurre esta acumulación en esta zona del cuerpo.

Esta acumulación se produce debido a un desequilibrio entre las fuerzas que se encargan de regular el paso de los líquidos de una parte a otra del cuerpo. Si el paso de estos líquidos (agua) es excesivo desde el espacio intravascular (el espacio que existe dentro de los vasos sanguíneos) al intersticial (el espacio que existe fuera de los vasos sanguíneos y entre las células), se produce la retención de líquidos.

Para que los niveles de líquidos de nuestro cuerpo se mantengan de forma constante, nuestro organismo los ajusta gracias a un enmarañado sistema de hormonas. Como consecuencia de esto, no pasa nada si bebemos más agua de la cuenta, ya que los riñones se encargan de eliminarla a través de las glándulas sudoríparas o de la orina.

Es posible que te preguntes por qué se produce entonces la retención de líquidos, y es que este problema aparece cuando nuestro cuerpo, por algún motivo, no es capaz de acabar con todo el líquido necesario para poder conservar el equilibrio.

Causas de la retención de líquidos en las piernas

Podemos decir que existen principalmente dos causas o factores por los cuales aparece la retención de líquidos en las piernas:

  • Factores cotidianos: Una vida sedentaria, mucho estrés, la ingesta de ciertos medicamentos o factores que tienen que ver con el clima.
  • Factores orgánicos: Trastornos de la circulación, inflamaciones o enfermedades características de algunos órganos. Además, por lo menos el 50% de las mujeres padecen retención de líquidos en las piernas en el tercer trimestre del embarazo. Esto se debe a diferentes cambios hormonales que propician una sutil hinchazón en piernas, tobillos y pies.

Qué hacer para aliviar la retención de líquidos en las piernas

Deberás preocuparte si aparece una inflamación repentina que crece de forma exagerada y en poco tiempo. En este caso, te recomendamos que acudas a tu médico cuanto antes. En cambio, si la retención de líquidos en las piernas es fisiológica, puedes llevar a cabo algunas de las ideas que te proponemos.

  • Nadar: Ya sea en la piscina o en el mar, nadar y mover las piernas será beneficioso. También descansarlas y dejarlas flotar conservando un leve movimiento de piernas.
  • No usar ropas ajustadas: Evita usar pantalones muy ajustados y calcetines que te aprieten. Lo mejor será que vayas lo más cómoda posible.
  • Ejercicio: Es beneficiosa cualquier actividad física que implique movimiento en las piernas y que por lo tanto facilite el trabajo de los riñones. Si tu trabajo es muy sedentario, ya que pasas la mayor parte del tiempo sentada, lo mejor será que te levantes al menos una vez cada hora, y que procures caminar un poco por la sala. Si te es imposible, te recomendamos que muevas los dedos de los pies hacia abajo y hacia arriba. Así, los músculos de las piernas ejercerán la acción de bombear la sangre.

Puede interesarte: