Sara Calvo
Sara Calvo
23 Ago, 2018 - 08:00
Cómo prevenir una intoxicación alimentaria

Cómo prevenir una intoxicación alimentaria

Sara Calvo

Tras consumir alimentos contaminados se produce una intoxicación alimentaria. Te contamos todo lo que debes saber acerca de esta enfermedad.

La intoxicación alimentaria se da cuando ciertas bacterias se establecen en los alimentos o las bebidas. Así, es posible que no veas nada raro en el alimento, ni notes ningún sabor o ningún olor extraño, pero que sientas las consecuencias después de ingerir la comida contaminada.

Dependiendo de tu edad, salud, organismo y cantidad de exposición a un alimento contaminado, enfermarás o no. No obstante, existen algunos grupos de alto riesgo: mujeres embarazadas, adultos mayores, personas con enfermedades crónicas, bebés y los niños/as pequeños.

¿Por qué se da la intoxicación alimentaria?

Intoxicación alimentaria

La intoxicación alimentaria puede ser causada por diferentes bacterias, algunas de ellas:

E. coli

La intoxicación por E. coli tarda en aparecer de 1 a 8 días tras haber comido un alimento contaminado, y lo más común es que sea por carne contaminada con heces en el momento de la matanza.

La carne picada mal cocida o cocinada es el medio por el que se transmite principalmente. Otros alimentos pueden ser la sidra de manzana, leche no pasteurizada y agua contaminada.

Salmonella

Aparece en 1 a 3 días mediante la ingesta de carne cruda o contaminada, yema de huevo, leche o aves. Esta bacteria es capaz de sobrevivir a una cocción apropiada.

Otras formas por las que puede transmitirse es a través de superficies de corte, cuchillos o por alguien que manipula el alimento y que está infectado.

Listeria

Aparece en 9 a 48 horas. Los alimentos que la pueden contener son carnes frías, mariscos ahumados, perritos calientes, quesos y leche sin pasteurizar.

Aunque es menos común, puede encontrarse en frutas y verduras crudas sin lavar. Puede propagarse mediante agua contaminada y a través del suelo.

Otras de las bacterias que pueden provocar intoxicación alimentaria son: Shigella, Hepatitis A, Rotavirus, Campylobacter, Vibrio vulnificus…

¿Cuáles son los alimentos que pueden estar contaminados?

  • Cualquier alimento que haya preparado alguien sin lavarse las manos de manera adecuada.
  • Productos lácteos o alimentos con mayonesa que hayan estado fuera del frigorífico durante mucho tiempo.
  • Huevos que no se han cocido bien.
  • Carnes que no están cocinadas lo suficiente.
  • Zumos de frutas o verduras crudas.
  • Frutas o verduras frescas que no hayan sido bien lavadas.
  • Pescados y ostras crudas.
  • Alimentos que hayan sido preparados con tablas de cortar, utensilios de cocina y otros materiales que no estén lo suficientemente limpios.
  • Alimentos congelados que se guardan a una temperatura incorrecta o que se recalientan mal.
  • Agua procedente de un arroyo o un pozo.
  • Aguas no tratadas.

Síntomas de la intoxicación alimentaria

Lo más normal es que los síntomas aparezcan de 2 a 6 horas después de haber ingerido un alimento contaminado. Dependiendo de cual sea la causa de la intoxicación, ese tiempo puede ser más corto o más largo. Además, es probable que sientas los siguientes síntomas:

  • Náuseas y vómitos.
  • Escalofríos.
  • Fiebre.
  • Diarrea.
  • Dolor de cabeza.
  • Debilidad.
  • Pérdida de apetito.

Consejos para prevenir la intoxicación alimentaria

Prevenir la intoxicación alimentaria
  • Higiene. No olvides lavarte las manos, así como las superficies de los alimentos y los utensilios que vas a usar. Lo más adecuado es que lo hagas antes de empezar a cocinar.
  • Separa los alimentos. Mantén los alimentos que están listos para consumir separados de los alimentos crudos, así evitarás que las bacterias pasen de uno a otro.
  • Cocina de manera adecuada los alimentos. Especialmente carne, huevos, pescado y pollo.
  • Agua potable. Utiliza siempre agua potable para cocinar.
  • Lava bien las frutas y verduras. Especialmente si las vas a comer crudas.
  • Descongela de manera segura. La mejor forma de descongelar los alimentos será en el frigorífico, y una vez descongelado no debes volver a congelarlo. Las frutas y verduras pueden cocinarse congeladas.
  • Refrigera los alimentos cocinados y perecederos lo antes posible.

Puede interesarte: