Marina Román Leite
Marina Román Leite
12 Ene, 2017 - 12:00
Reflexología podal: ¿qué es y cuáles son sus beneficios?

Reflexología podal: ¿qué es y cuáles son sus beneficios?

Marina Román Leite

¡Descubre la reflexología podal y combate la ansiedad, el estrés y el dolor con esta terapia milenaria!

La reflexología podal es una terapia milenaria alternativa, que ayuda a curar los problemas de nuestro organismo, a través de la manipulación de nuestros pies.

A pesar de no ser una ciencia, son muchos los profesionales de la medicina tradicional, que la recomiendan.

¿En qué consiste la reflexología podal?


Según la medicina tradicional china, nuestro cuerpo está recorrido por canales energéticos llamados meridianos. Un masaje de reflexología podal, consiste en la manipulación firme y delicada de ambos pies.

Mediante  la presión en ciertos puntos, el reflexólogo, estimula los puntos reflejos que están conectados con las partes internas y externas de nuestro cuerpo, con el fin de aliviar el dolor y la tensión de nuestro organismo, consiguiendo serenar las emociones para poder entrar en un estado de relajación y tranquilidad.

Para localizar estas zonas reflejo se utilizan mapas de los pies que funcionan como indicadores de las distintas áreas y de los movimientos de presión que se deben ejercer en dichas áreas.

Beneficios de la reflexología podal

Son muchos los beneficios de la reflexología podal, a continuación mencionamos los más destacados:

  • Reduce la tensión muscular
  • Alivia el cansancio y la fatiga
  • Ayuda a la fertilidad
  • Equilibra el nivel energético
  • Favorece un sueño placentero y reparador
  • Fortalece la capacidad auto-curativa del organismo
  • Equilibra mental y emocionalmente
  • Proporciona sensación de serenidad y bienestar
  • Relaja el cuerpo y  mente
  • Relaja y reduce el estrés y la ansiedad
  • Alivia el dolor y sufrimiento emocional
  • Ayuda a aliviar el dolor muscular, de cabeza y de espalda.
  • Estimula la circulación linfática y sanguínea
  • Desintoxica el organismo
  • Evita las migrañas
  • Favorece el control del acné

La reflexología podal, al ser una técnica suave y agradable está indicada tanto para mujeres como hombres adultos, así como para niños y ancianos.

CONTRADICCIONES DE LA REFLEXOLOGÍA PODAL

Generalmente la reflexología podal no causa contradicciones, pero algunos tipos de presión pueden llegar a causar dolores o síntomas negativos. Por ese motivo, antes de realizar este tipo de tratamientos complementarios es importante evaluar y analizar a cada paciente por separado, ya que existen algunos casos en los que esta terapia no es aconsejable:

  • Periodos agudos de fiebre.
  • Enfermedades infecciosas y hemorragias.
  • Enfermedades o afecciones en los pies, como por ejemplo, osteoporosis, hongos o úlceras.
  • Embarazos de riesgo.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Inflamaciones del sistema digestivo y linfático.

En todas las sesiones de reflexología podal, la persona se sienta renovada por dentro y por fuera. Después de una sesión, es normal que se sienta mejor y más relajado. pero si eso no pasase, que no cunda el pánico, por qué síntomas tipo: más ganas de hacer pipí, o un aumento de sudoración y un posible cambio de humor, no son de gravedad y en las siguientes sesiones esos síntomas seguro desaparecerán.

Puede interesarte: