Ana Lopez
Ana Lopez
31 Oct, 2017 - 10:00
Dieta depurativa: pautas para conseguir buenos resultados

Dieta depurativa: pautas para conseguir buenos resultados

Ana Lopez

La dieta depurativa es ideal para después de las vacaciones y esos días de excesos.

El objetivo de una dieta depurativa es que el hígado, los riñones y el intestino puedan trabajar mejor. De alguna manera el objetivo de esta dieta es desechar todo lo que el organismo no necesita y tras ese proceso hacer bajar la báscula.

Dieta depurativa, consideraciones previas

Dieta-depurativa


Tienes que tener en cuenta que aunque la dieta depurativa es ideal tras una época de excesos, como pueden ser las vacaciones de verano o las navidades, no hay que ponerse radical, pues mantener el peso tiene que ser un trabajo constante.

Dieta depurativa, pautas para el éxito

Una dieta depurativa debe tener 5 comidas, y dos de las comidas secundarias (a media mañana y la merienda) deben ser frutas.

Las frutas ideales por su poder diurético serán: la piña, la sandía, la naranja, la papaya, las fresas… Lo más recomendable es que siempre comas la fruta entera, tendrá más contenido en fibra que si las haces zumos.

A lo largo del día deberás beber al menos dos litros de agua. El mínimo recomendado para una mujer es un litro de agua por cada 25 kilos, 30 kilos en el caso de los hombres. Además, puedes reforzar el efecto depurativo tomando tés para adelgazar o infusiones como la cola de caballo, el té verde, diente de león o hinojo.

Lo que no debes consumir en una dieta depurativa son refrescos o café. Estas bebidas, aunque las tomes en su versión light, harán que todos tus esfuerzos no sirvan de nada.

En la dieta depurativa deberán primar las verduras, especialmente las de hoja verde y amarga por su poder diurético. Espinacas, brocoli, lechuga, escarola, alcachofa, espárragos, judías verdes, pepino, cebollas, apio, zanahorias, tomates y berenjenas deben estar en tu cesta de la compra.

La soja y algunos de los alimentos compuestos con ella, puede ser un gran aliado. Un ejemplo de cena puede ser unas rodajas de piña al natural (con menos azúcares que las que vienen en almíbar) y un poco de tofu a la plancha.

En cuanto a los cereales, es preferible que siempre los tomes en su versión integral, ya que la fibra que aportan te hará ir con más frecuencia al baño. Pasa exactamente lo mismo con los arroces o pastas.

La última pauta que llevará tu dieta depurativa al éxito es el ejercicio. No sirve de nada que cuides tu alimentación si no haces prácticas alguna actividad física regularmente, ya sea caminar o correr. Intenta mantenerte activo como mínimo 30 minutos diarios.

Puede interesarte: