Merche Mairal Reinoso
Merche Mairal Reinoso
05 Jul, 2017 - 17:00
Cómo empezar a correr: consejos para adelgazar

Cómo empezar a correr: consejos para adelgazar

Merche Mairal Reinoso

Cada vez son más los que se suman a la fiebre del running, si tú también te lo estás planteando, hoy te contamos cómo empezar a correr desde cero.

¿Quieres saber cómo empezar a correr para adelgazar y sacarle el máximo a partido a tus carreras? Te damos las claves para lograr perder peso corriendo de manera saludable y en poco tiempo.

Como en cualquier deporte o actividad física, además de motivación, para correr es importante contar con una cierta preparación. De este modo, además de obtener buenos resultados, evitarás que correr convierta en una actividad perjudicial.

¿Preparado? Pues cálzate unas buenas zapatillas y toma nota de los consejos que te damos a continuación sobre cómo empezar a correr para adelgazar.

Cómo empezar a correr para adelgazar

Calentamiento: antes y después de correr

Es muy importante que no te saltes el calentamiento tanto antes como después de tu entrenamiento. Esto te ayudará a recuperarte antes de la actividad y evitarás dolores musculares que te puedan impedir salir a correr otro día.

Tampoco es necesario que inviertas demasiado tiempo en el calentamiento, realiza algunos estiramientos y prepara las articulaciones para el esfuerzo al que se van a someter.

Lo ideal es que empieces andando a un ritmo normal y progresivamente vayas incrementando el ritmo, andando más rápido y al trote, para después ir corriendo a más intensidad. Recuerda hacer lo mismo al finalizar la actividad, no pares de golpe, hazlo progresivamente.

Cuidado con los excesos

Correr es una actividad física que requiere de cierta resistencia, así que lo más recomendable si eres principiante es adaptar tu cuerpo de forma gradual.

Para ello, es importante alternar días de actividad con días de descanso. De este modo, darás tiempo a tus músculos para recuperarse correctamente y, poco a poco, notarás que vas subiendo el nivel.

Piensa que por mucho que corras no conseguirás adelgazarás más, así que ve aumentando el tiempo un par de minutos al día, y alterna siempre carrera y caminata.

Ritmo suave para empezar a correr

Para empezar a correr conviene establecer un ritmo suave de carrera con el objetivo de ir preparando el cuerpo. De este modo, también evitarás agotarte demasiado pronto.

Recuerda que aunque creas que puedes llevar un ritmo acelerado, tu cuerpo no está suficientemente preparado y debe ir adaptándose progresivamente.

Tan solo cuando hayas alcanzado una buena forma física podrás establecer ritmos más intensos e incluso jugar con las velocidades, practicando los famosos fartlek, y fomentando todavía más la pérdida de peso.

Mantente hidratado

Antes y después de correr es importantísimo beber agua para mantenerte bien hidratado y reponer líquidos. Recuerda que si quieres adelgazar, debes evitar beber refrescos o zumos industriales e incluso bebidas isotónicas.

Este tipo de bebidas tienen un alto aporte calórico, además de una buena cantidad de azúcares, lo que puede provocar que recuperes rápidamente todo lo que has logrado perder durante la actividad.

Lo ideal es que consumas como mínimo 2 litros de agua al día. De este modo, te asegurarás de mantener el cuerpo correctamente hidratado y preparado para salir a correr.

Cuida tu alimentación

Si quieres adelgazar corriendo, es importante que no descuides tu alimentación, ya que correr es una actividad que somete al cuerpo a un gran desgaste energético.

Es importante que no te saltes ninguna de las 5 comidas diarias y que lleves una dieta sana y equilibrada. Además, en tu menú no pueden faltar ni las proteínas ni los hidratos de buena calidad, pero los alimentos procesados y las grasas saturadas deben estar fuera de tu dieta diaria.

Tampoco te olvides de incrementar la ingesta frutas y verduras. De este modo, te asegurarás de conseguir todos los nutrientes necesarios para perder peso de forma efectiva y saludable.

Ahora que ya sabes cómo empezar a correr, recuerda que al inicio debes tomártelo con calma. Es importante que no fuerces demasiado tu cuerpo y no sobrepases los 20 minutos seguidos, pues esto podría causarte lesiones y graves daños musculares.

Puede interesarte: