Sara Calvo
Sara Calvo
20 Sep, 2018 - 14:00
Conoce los síntomas y el tratamiento de la anemia

Conoce los síntomas y el tratamiento de la anemia

Sara Calvo

La anemia aparece si la sangre no transporta suficiente oxígeno al resto del cuerpo. Te contamos cuáles son sus síntomas y cómo debe tratarse.

La anemia puede deberse a diferentes causas, las tres principales son: la pérdida de sangre, el hecho de no fabricar glóbulos rojos y la destrucción de estos en poco tiempo.

Uno de los componentes de los glóbulos rojos es la hemoglobina (proteína rica en hierro), que se encarga de transportar el oxígeno en la sangre y de liberarlo en los diferentes tejidos del cuerpo. Se considera que alguien padece anemia cuando la concentración de hemoglobina en sangre disminuye, aunque la de glóbulos rojos sea normal o elevada.

Los límites de referencia de esta variarán según la población, ya que depende de factores variados, como pueden ser las condiciones ambientales, la edad, los hábitos alimentarios y el sexo.

Esta dolencia repercute especialmente en niños y niñas que se encuentran en pleno desarrollo y en mujeres jóvenes. La causa principal es la deficiencia de hierro en la dieta o la falta de vitamina B12 o B9.

Síntomas de la anemia

Síntomas de la anemia

Existe un conjunto de síntomas y signos que manifiestan que la hemoglobina ha disminuido y que, por lo tanto, algo no va bien. Los principales son:

  • Astenia: Cansancio, debilidad, flojera, fatiga…
  • Palidez: Uno de los signos más característicos de la anemia, así como una consecuencia directa del cierre de los vasos sanguíneos y de la bajada en la concentración de la hemoglobina en sangre.
  • Fatiga muscular: Aparece incluso cuando se llevan a cabo esfuerzos insignificantes.
  • Disnea: Dificultad a la hora de respirar y que aparece en forma de sensación subjetiva de falta de aire.
  • Manifestaciones cardiocirculatorias: En el caso de anemia moderada o intensa, se dan palpitaciones y taquicardia persistentes. Con la anemia crónica, el signo apreciable es un soplo sistólico funcional, es decir, un ruido que la sangre provoca cuando sale del corazón. Cuando la anemia es de gran intensidad, se añade la taquipnea (respiración muy rápida) o incluso la pérdida de conocimiento.
  • Manifestaciones neuromusculares: Principalmente son cefaleas, cambios de la conducta, trastornos visuales, vértigos, incapacidad para concentrarse, insomnio y, en ocasiones, desorientación.
  • Desórdenes neurológicos: Alteraciones en la visión y cefaleas.
  • Alteraciones renales: Se origina una retención acuosa que puede desarrollarse en hinchazón de piernas o en la aparición de edemas.
  • Alteraciones del ritmo menstrual: En mujeres jóvenes una de las causas más frecuentes de anemia es la presencia de reglas abundantes. No obstante, si la anemia es más intensa, suele verse una disminución del ritmo menstrual de la mano de una tendencia a la amenorrea.
  • Trastornos digestivos: Náuseas, anorexia y, en algunas ocasiones, estreñimiento.

Ante la aparición de cualquiera de los síntomas, lo más recomendable es que solicites una consulta médica para poder llevar a cabo los análisis de sangre correspondientes. En caso de padecer anemia, el médico buscará el mejor tratamiento para que puedas volver a la normalidad.

Tratamiento de la anemia

La anemia se trata de una forma u otra dependiendo de la causa que la ocasiona. El objetivo en todos los casos será el de aumentar el nivel de oxígeno que la sangre puede transportar, ya sea incrementando los glóbulos rojos o la concentración de hemoglobina. Por otro lado, deberá tratarse la causa o enfermedad que ha originado la anemia.

Normalmente, basta con reponer el hierro por vía oral, si se trata de una anemia ferropénica. Además, será importante poner atención a la alimentación. Pregunta a tu médico para que pueda asesorarte sobre qué pautas alimenticias puedes llevar a cabo.

En los casos en los que se sufre anemia megaloblástica, se suministrará vitamina B12 y ácido fólico. En los casos en los que la pérdida de sangre es importante, se realizará transfusión de sangre.

Puede interesarte: