Ana Lopez
Ana Lopez
21 Mar, 2018 - 09:00
Qué es la espirulina y cómo incorporar este superalimento a tu dieta

Qué es la espirulina y cómo incorporar este superalimento a tu dieta

Ana Lopez

La espirulina está considerada un superalimento y un potente antioxidante por su contenido en clorofila. Pero además aporta hierro, calcio, vitaminas A, B1, B2, B6, B9, E y ácidos grasos esenciales.

La espirulina es un potente antioxidante por su contenido en clorofila pero además aporta hierro, calcio, vitaminas A, B1, B2, B6, B9, E y ácidos grasos esenciales. Por ello, si quieres cuidarte e incorporarla a tu dieta tienes que leer este artículo dedicado a la espirulina, el superalimentos del que todo el mundo habla.

Superalimentos: ¿qué son?

Los superalimentos son alimentos que cumplen, al menos, tres de los siguientes requisitos. Son una fuente de fibra, minerales y vitaminas, con un alto poder antioxidante y de baja densidad calórica. Incorporándolos a tu dieta te aseguras tener una correcta nutrición. Pero además la característica de los superalimentos es que utilizando cantidades muy pequeñitas (como pueden ser unos 5 gramos al día), podemos aportar a nuestro organismo grandes cantidades de nutrientes, vitaminas, minerales, grasas saludables, antioxidantes y enzimas.

Espirulina: el superalimento del que todo el mundo habla

Superalimentos espirulina

La espirulina es una microalga que se encuentra de forma natural en aguas cálidas, alcalinas y poco saladas. La espirulina es uno de los alimentos naturales más completos por las vitaminas, minerales, proteínas y ácidos grasos que contiene.

La espirulina es un alimento de altísimo valor nutricional por ser una de las fuentes naturales más ricas en proteínas de alto valor biológico. Dentro de los superalimentos, la espirulina contiene altas cantidades de hierro de fácil asimilación por nuestro organismo.

Además, es rica en calcio y tomada en las dosis adecuadas aporta el 95% de la cantidad diaria de manganeso y el 50% del magnesio. Por ello, la espirulina se recomienda en procesos de estrés o depresión.

Algunos beneficios de la espirulina

Entre los beneficios de la espirulina se encuentran los siguientes:

  • Ayuda a depurar el organismo por su contenido en clorofila.
  • Es un potente antioxidante por lo que fortalece el sistema inmunológico.
  • Ayuda a prevenir la osteoporosis gracias a su alto contenido en calcio.
  • Es recomendable en casos de anemia por su alto contenido en hierro.
  • Mejora la digestión y la flora intestinal.
  • Equilibra la glucosa en sangre.

La espirulina es especialmente recomendable en procesos de adelgazamiento porque ayuda a depurar el organismo. Es imprescindible en épocas en las que se come más de lo necesario, como por ejemplo en Navidad o en épocas en las que se hace un gran esfuerzo intelectual (época de exámenes) y también físico (cuando estamos entrenando más de lo habitual).

En personas con anemia, diabetes, estrés o depresión, su consumo es bastante aconsejable por las propiedades que citábamos con anterioridad.

¿Cómo incorporar la espirulina en tu dieta?

El sabor de la espirulina puede complicar su incorporación a nuestra dieta. Por ello, puedes probar a añadirla en la limonada, junto con una cucharada de té en un litro de limonada. El sabor del limón disfrazará un poco el de la espirulina y podrás beneficiarte de ambos.

Si te gustan las ensaladas con aliños puedes aprovechar a añadir una cucharadita de espirulina a tus platos. Por ejemplo, si preparas un aliño con aceite de oliva, levadura nutricional, un poco de limón y hierbas, prueba a mezclar también la espirulina. Su sabor estará completamente disfrazado y te estarás tomando una bomba de vitaminas para el cuerpo.

Pero si lo que realmente te gusta es empezar el día con un zumo o smoothie puedes incorporar la espirulina tranquilamente en ellos. Lo importante es matizar el sabor para que te resulte atractivo y puedas aprovecharte de todos sus beneficios. Lo mismo en sopas frías o calientes, si el sabor no te importa, puedes incorporarla también.

Este superalimento también nos sirve en panes o crackers para acompañar con hummus o con cualquier tipo de paté que sea de tu gusto. Tan solo tendrás que hacer la receta original y añadir una cucharadita de espirulina.

Como ves, la espirulina puede convertirse en una gran aliada y no es difícil incorporarla a la dieta. Es importante que busques la opción orgánica para poder disfrutar de todos sus beneficios.

Puede interesarte: