Eloisa Lagier
Eloisa Lagier
08 Mar, 2017 - 12:03
Post-entreno: pautas para comer después del entrenamiento

Post-entreno: pautas para comer después del entrenamiento

Eloisa Lagier

Ya has conseguido acabar el entrenamiento y ahora tu cuerpo necesita reponer fuerzas. Te damos las pautas para que sepas cómo debe ser la comida post-entreno perfecta para conseguir tus objetivos.

Una buena planificación para la comida post-entreno es decisiva para alcanzar el máximo beneficio de una sesión de entrenamiento.

Después de haberle exigido el máximo a nuestro cuerpo, este necesita recuperarse. Para ello, aunque puedas sentir la tentación de descansar, o de recompensarte con un banquete, es muy importante que cuides tu alimentación, especialmente en ese momento.

Si bien casi todos hemos oído hablar de que hay que comer bien al salir del gimnasio, es muy común cometer ciertos errores que pueden echar a perder lo que hemos conseguido.

Tras una actividad física intensa, tu objetivo debe ser devolver a tu cuerpo a su estado previo al ejercicio lo antes posible. Específicamente debemos prestar atención a los niveles de hidratación, al almacén de glucógeno y estado de la proteína muscular.

PAUTAS PARA LA COMIDA POST-ENTRENO

eggs , kiwi , measuring type , apple and dumbbells for training


Hidrátate

Tras el ejercicio necesitamos hidratarnos y reponer las pérdidas por el sudor. Se recomienda beber al menos medio litro de agua, especialmente si hace mucho calor. Asimismo, realizará una función diurética.
Otra opción es complementar el agua con alguna bebida rica en agua, como leche, batido o zumo. El caso de las bebidas isotónicas o deportivas lo reservamos para actividades de larga duración, como la maratón.

Repón electrolitos

Los electrolitos se pierden durante el ejercicio junto con el agua a través del sudor. Son minerales, como el sodio, el potasio y el magnesio, que si bien se pierden en pequeñas cantidades, su consumo junto al líquido favorece su absorción. Éstos minerales se pierden en escasas proporciones pero consumidos junto a un líquido favorecen la hidratación. Algunos alimentos que contienen estos nutrientes son la leche, la fruta fresca y la verdura. Son opciones más sanas y económicas que las bebidas isotónicas.

Recupera energía

Debemos reparar el desgaste causado en nuestro cuerpo, para lo que repondremos poco a poco las reservas de glucógeno que hemos usado durante el esfuerzo. Para eso, podemos incorporar a la comida post-entreno una fuente de hidratos complejos, de digestión más lenta, que no son incorporados al cuerpo como reserva de grasa al poco tiempo de ser ingeridos. Puedes incorporarlos a tu comida post-entreno comiendo cereales, avena, quinoa, arroz.

Consume proteínas

Es muy importante reponer este nutriente, ya que además de recuperar energía en cierta medida, le servirá a nuestro organismo para ayudar a reparar las fibras musculares y evitar el catabolismo muscular. Buenas opciones para comer tras el entrenamiento son  huevo, leche, atún, pechuga de pavo, pollo o frutos secos.

Puede interesarte: