Mar Calvo
Mar Calvo
25 May, 2018 - 15:00
Meriendas sanas para equilibrar tu peso

Meriendas sanas para equilibrar tu peso

Mar Calvo

Pasar hambre es uno de los errores más comunes cuando se quiere adelgazar. Cualquier persona que haya visitado a un nutricionista sabe que tiene que realizar como mínimo 5 comidas al día. Tomar meriendas sanas a media tarde hará que llegues con menos apetito a la cena e ingieras menos calorías.

¿Las meriendas sanas no son para ti?

Cualquier persona que haya visitado a un nutricionista con la intención de perder peso sabe que tiene que realizar como mínimo 5 comidas al día.

Comer a media tarde hará que llegues con menos apetito a la cena y, por tanto, que limites la ingesta de calorías.

Meriendas sanas y ricas

Meriendas sanas

¿Eres de los que piensa que una merienda rica consiste en una palmerita o un bocadillo de chorizo? Quizá sea el momento de revisar este tipo de alimentación. Puedes comenzar a cambiar de hábitos con las meriendas sanas que te proponemos a continuación.

  • Fruta y té. Se supone que cada día debemos tomar entre 2 y 5 piezas de fruta. Aprovechar la merienda para consumirla es lo perfecto. Puedes tomar dos piezas de manzana o dos piezas de kiwi acompañadas de un té de jengibre y limón que te ayude a depurar.
  • Tostada de pan integral con humus, pavo, un poco de queso fresco, algún paté de zanahoria o de pipas, con aguacate… Son tantas las opciones que puedes escoger una variedad diferente cada día de la semana.
  • Barritas energéticas. Son el snack ideal para los que tienen que tomar la merienda en el trabajo. Para garantizar que estás teniendo una alimentación adecuada (sin demasiados azúcares) lo ideal es hacerlas en casa, pues así puedes controlar todo el proceso y saber exactamente qué lleva.
  • Porridge de avena. Últimamente están muy de moda por su versatilidad y facilidad a la hora de prepararlo. Cuando hablamos de porridge nos referimos a unas gachas de avena a las que puedes incorporarle semillas de chía, fruta, leche o incluso un poco de agua para hacer la receta más ligera.
  • Frutos secos. Sabemos que no debemos abusar de los frutos secos tipo almendras, cacahuetes, anarcardos, pistachos… No abusar no significa restringir y una opción ideal de meriendas sanas puede ser un yogur natural con 10 o 15 gramos de estos frutos secos. Recuerda que lo importante es que estén al natural.
  • Tortitas de arroz integral o de maíz integral acompañadas de una zanahoria. Son fáciles de encontrar en los supermercados y fáciles de comer en cualquier lugar. No puedes comerte el paquete entero, pero si comes dos y las acompañas de alguna fruta o de alguna verdura como la zanahoria pueden ser un modelo de meriendas sanas ideal.

Recetas de meriendas saludables

Para disfrutar de una merienda sana también puedes optar por un bocadillo, unas chips de vegetales o una ensalada de frutas y verduras. A continuación te daremos 3 recetas muy sencillas.

Bocadillo de tofu

Bocadillo de tofu

Desde luego, si en algún momento del día va bien un bocadillo es a la hora de la merienda. Para que no te llenes demasiado no te pases con la cantidad y opta por un relleno ligero. En esta ocasión vamos a utilizar tofu.

Solo tienes que tostar un poco de pan integral en el horno. Puedes abrirlo a la mitad y echarle una gota de aceite y un poco de orégano para que tenga más sabor. Mientras tanto echa sal al tofu y fríelo en una sartén con una gota de aceite de oliva y un par de dientes de ajo.

Coges una rebanada del pan tostado y le echas el tofu, un poco de lechuga lavada y picada (la rúcula va muy bien) y unos tomates cherry lavados y partidos a la mitad. Pones la tapa y a comer.

Ensalada de cebolla y naranja

Ensalada de cebolla y naranja

Para salirnos un poco de la típica macedonia, podemos pelar una naranja y cortarla en cuadrados. La echamos en un bol y añadimos un poco de cebolla roja picada, unos rabanitos laminados, unos trocitos de queso feta, una pizca de sal y un chorrito de aceite de oliva. Mezclamos y disfrutamos.

Chips de verduras al horno

Chips de verduras al horno

¿Te encantan las patatas chips? Puedes hacer una versión más saludable si utilizas verduras y las horneas. Lo único que tienes que hacer es seleccionar las verduras que más te gusten, lavarlas, pelarlas y cortarlas en láminas o rodajas lo más finas posibles.

Las colocas sobre una fuente para horno forrada con papel de hornear y con unas gotas de aceite de oliva. Horneas durante 25 minutos a 170 ºC.

Cuando las saques, quita el exceso de aceite con papel absorbente y añade una pizca de sal. Puedes empezar por utilizar remolacha, zanahoria y boniato, que quedan muy ricas.

Puede interesarte: