Sara Calvo
Sara Calvo
06 Nov, 2017 - 10:00
Kéfir de leche: una bebida muy beneficiosa para la salud

Kéfir de leche: una bebida muy beneficiosa para la salud

Sara Calvo

El kéfir de leche es una bebida saludable con gran cantidad de beneficios para nuestra salud, descubre en este artículo todas sus propiedades.

El kéfir de leche se prepara fermentando los granos de éste, formados por baterías lácticas y cultivos de levadura, en la leche. El proceso que se lleva a cabo durante la fermentación del kéfir es muy parecido al del yogur, ya que para que es necesaria la intervención de varias bacterias.

La diferencia con el yogur está en que la fermentación se consigue gracias a una reacción lacto-alcohólica, en la cual la lactosa de la leche se convierte en ácido láctico y se produce alcohol y ácido anhídrico. Con el yogur, la reacción es únicamente láctica.

Por otro lado, en la fermentación del kéfir con la leche, también se da una transformación de sus proteínas, consiguiendo así un incremento en su valor biológico, así como una mejor conservación y asimilación.

Propiedades del kéfir de leche

Kéfir-de-leche

El kéfir es conocido por tener una gran propiedad desintoxicante, así como por ser un alimento que ayuda en gran medida a la regeneración de la flora intestinal buena, además de ser un potente estimulante de las defensas naturales de nuestro organismo.

Antes de entrar en más pormenores sobre las propiedades del kéfir de leche, vamos a conocer su valor nutricional en la ingesta diaria. Tomando la cantidad de 175 ml de kéfir de leche estaremos aportando a nuestro organismo las siguientes cantidades de nutrientes con respecto a la cantidad diaria recomendada.

  • 20% de fósforo
  • 20% de calcio
  • 5% de magnesio
  • 19% de vitamina B2
  • 14% de vitamina B12
  • 7,8 gramos de hidratos de carbono
  • 6 gramos de proteína

Según el tipo de leche que utilicemos para tomar el kéfir (puede ser de vaca, desnatada o no desnatada, o una bebida vegetal, de avena, de soja, etc) estaremos ingiriendo de 3 a 6 gramos de grasa.

  • 100 calorías
  • Vitamina D
  • Compuestos bioactivos (péptidos y ácidos orgánicos)

Como veníamos diciendo, el kéfir de leche es fermentado en este medio, esta fermentación hace que sea un alimento predigerido, por lo que parte de sus características medicinales se dan en el estómago y van directamente a la sangre, ya que no necesita ser digerido. De ahí que otra de las propiedades del kéfir de leche sea que favorece la digestión y evite el estreñimiento, lo cual lo hace muy indicado para las personas que no son tolerantes a la lactosa.

Al ser un probiótico natural, sus microorganismos vivos se cobijan en el intestino y nos ayudan a conservar el equilibrio de las bacterias intestinales.

Preparar el kéfir con leche, hace que sea una gran fuente de calcio y vitamina K2 debido a la grasa que la leche contiene. Tanto el calcio como la vitamina K2 son nutrientes imprescindibles en la salud ósea y ayudan a aplazar el desarrollo de la osteoporosis.

Algunos estudios recientes han declarado que el kéfir aumenta la densidad ósea y ayuda en la prevención de fracturas deudo a que puede aumentar la absorción de calcio de las células de los huesos.

Otra de sus propiedades es que puede ser un laxante eficaz, ayuda en la reducción del colesterol, favorece la regulación de la presión arterial, puede ayudarte en los estados de ansiedad, depresión o falta de sueño, y es beneficioso para los problemas de la piel como por ejemplo los eccemas.

Además, si estás llevando a cabo una dieta, este alimento regula el peso, por lo que, en este sentido,  puede ser muy beneficioso incorporarlo en tu día a día.

Para acabar, es importante saber que para poder beneficiarnos de todas las propiedades del kéfir de leche, debemos tener cuidado con su conservación y saber cuándo está en mal estado. Es conveniente observar si cambia su textura, sabor u olor.

Puede interesarte: