Sara Calvo
Sara Calvo
19 Sep, 2018 - 11:00
Gastroenteritis viral: causas y prevención

Gastroenteritis viral: causas y prevención

Sara Calvo

La gastroenteritis viral afecta sobre todo a niños y niñas menores de 5 años, ancianos y personas con el sistema inmune debilitado. ¡Aprende más!

La gastroenteritis viral es una irritación o inflamación del tubo digestivo, que aparece debido a un virus que perjudica la capacidad que este tiene para absorber y secretar agua y sales. Esto implica sufrir algunos síntomas como son los vómitos y la diarrea.

Otra manera de denominar este tipo de gastroenteritis es “gripe estomacal”. Es muy contagiosa y se transmite por contacto de persona a persona, y por el consumo de agua o alimentos contaminados. Por lo tanto, lugares como escuelas, guarderías, asilos de ancianos y otros sitios cerrados, son propicios a contaminaciones.

Causas de la gastroenteritis viral

Gastroenteritis viral

La gastroenteritis viral puede afectar a personas que hayan consumido un mismo alimento contaminado o hayan bebido el mismo agua contaminada. De esta manera, los microorganismos del virus pueden entrar en el organismo de la persona de diferentes formas:

  • Directamente del alimento o del agua.
  • A través de objetos, como por ejemplo, platos o utensilios para comer.
  • Por medio del contacto cercano de una persona a otra.

Existen distintos tipos de virus que pueden causar la gastroenteritis viral. Los más comunes son:

Rotavirus

Este virus es la principal causa de gastroenteritis viral en bebés, niños y niñas. Además, es probable que afecte a las personas adultas que se encuentran expuestas a los niños que lo padecen.

Su nivel de aparición aumenta entre los meses diciembre y junio. El rotavirus entra en el organismo a través de la boca y sus síntomas aparecen aproximadamente tras 2 días del contagio. Estos son:

  • Diarrea.
  • Vómito.
  • Pérdida de apetito.

Norovirus

Este microorganismo es muy contagioso y se trasmite muy fácilmente a través de las personas infectadas, y mediante agua, alimentos y superficies contaminadas. Este virus es habitual en guarderías, escuela, barcos de cruceros y lugares frecuentados por muchas personas.

Su aparición es más frecuente entre los meses de noviembre y abril, y puede afectar a personas de cualquier edad. Los síntomas más comunes son:

  • Diarrea.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Dolor corporal.

Otros de los virus causantes de la gastroenteritis viral son el astrovirus y adenovirus entérico. 

Prevención contra la gastroenteritis viral

Para disminuir el riesgo de contagio de este tipo de gastroenteritis es necesario tomar algunas precauciones. Entre ellas, tenemos las siguientes:

  • Lavar de manera frecuente las manos, principalmente tras haber ido al baño y antes de comenzar a preparar los alimentos para la comida. Si no se tiene agua y jabón, puede usarse un antibacterial.
  • Evitar el consumo de alimentos poco cocinados o crudos.
  • Evitar, o directamente no consumir, comidas ni ingerir líquidos en sitios en los que no estén garantizados niveles de higiene altos.
  • No compartir con personas contagiadas utensilios de cocina, como por ejemplo, platos, vasos, cubiertos… Tampoco toallas de baño.
  • En viajes a lugares donde no se conoce a ciencia cierta la procedencia del agua, o los niveles de higiene son bajos, beber solo agua embotellada.
  • Lavar muy bien verduras y frutas antes de consumirlas.

Algunos consejos…

Si estás pasando por un episodio de gastroenteritis viral, los siguientes consejos también pueden serte útiles a la hora de aliviar los síntomas:

  • Beber pequeñas cantidades de líquido entre comidas. No se debe intentar beber grandes cantidades de una sola vez, ya que puede provocar vómitos.
  • Evitar el consumo de leche.
  • Descansar todo lo necesario.
  • Consultar con el médico de cabecera antes de tomar cualquier medicamento.
  • No beber zumos de frutas ni refrescos, ya que estos líquidos no restablecen los minerales perdidos y pueden agravar la diarrea.
  • Comer pequeñas cantidades de alimentos con frecuencia. Algunos de ellos: cereales, pan, patatas, plátanos, manzanas, yogur, verduras y arroz.

La mayoría de las personas se recuperan en 2 o 3 días, pero si los síntomas persisten pasado este tiempo, lo mejor será solicitar una consulta médica.

Puede interesarte: