Ana Lopez
Ana Lopez
29 Jun, 2017 - 14:26
Ejercicios con cuerda funcional: conoce sus ventajas

Ejercicios con cuerda funcional: conoce sus ventajas

Ana Lopez

Los ejercicios con cuerda funcional se popularizaron gracias al crossfit y, desde ese momento, es común encontrarlas en gimnasios como un elemento más. Descubre sus ventajas.

Los ejercicios con cuerda funcional pueden parecer, a simple vista, una dinámica sencilla en la que tan sólo es necesario agarrar un par de sogas con nuestras manos y moverlas con sencillos movimientos. En términos deportivos, menos  es más, y una rutina con estas cuerdas nos permitirá trabajar de forma intensa a nivel muscular.

¿Por qué hacer ejercicios con cuerda funcional?

ejercicios-con-cuerda-funcional


  • Movimientos sencillos. En los ejercicios con cuerda funcional los movimientos son bastante sencillos. Sólo precisaremos ponernos con las piernas ligeramente separadas y las rodillas y las caderas flexionadas. Una vez en esa posición nos limitaremos a mover las cuerdas hacia arriba y abajo.
  • Mejora el control de nuestro cuerpo. En los ejercicios con cuerda funcional el control de la postura es muy importante por lo que trabajaremos también esta disciplina.
  • Ofrece un trabajo completo a nivel muscular. Tanto los músculos del tronco, como los de las piernas y los de los brazos, estarán en tensión durante todo el entrenamiento.
  • Puede realizarse al aire libre. Si eres de los que huyes de los gimnasios las cuerdas funcionales son para ti. Tras adquirirlas sólo necesitarás un lugar en el que poder montarlas en un punto fijo. Un poste puede servirte perfectamente.
  • Quemarás muchas calorías en poco tiempo. Los ejercicios con cuerda funcional están indicados para aquellas personas que no tienen mucho tiempo al día para entrenar. En una sesión de 20 minutos podrás quemar calorías y además trabajar tu capacidad aeróbica.

4 ejercicios con cuerda funcional

  • Trepa la cuerda. Parece obvio pero es muy efectivo. Fija la cuerda en un punto del techo y comienza a trepar. Al principio puedes comenzar ayudándote de las piernas y con el tiempo subirla simplemente a brazo.
  • Arrastre con carga. En el extremo de la cuerda colocamos una carga en uno de los extremos de la cuerda y la arrastramos hacia nosotros.
  • Dibujar olas o círculos. Este ejercicio es el más común. Se trata de dibujar olas o círculos. Lo importante en este ejercicio es mantener la espalda recta, las piernas ligeramente separadas y las rodillas y caderas flexionadas.
  • El último de los ejercicios lo haremos de espaldas. Nos colocaremos con las piernas ligeramente flexionadas, agarramos las cuerdas y hacemos ligeros círculos con las manos (como si quisiésemos tocar las caderas). Es importante mantener la espalda recta y aguantar la posición durante unos 40 segundos.

Puede interesarte: