Mar Calvo
Mar Calvo
26 Feb, 2018 - 15:00
¿Necesitas ideas para desayunos rápidos? Descubre 5 recetas diferentes

¿Necesitas ideas para desayunos rápidos? Descubre 5 recetas diferentes

Mar Calvo

Los desayunos rápidos no tienen que limitarse a cereales con leche o café con galletas. Hay otras opciones sanas, nutritivas y nada aburridas.

Sea por las prisas, por la rutina o por no pensar, siempre acabamos recurriendo a los desayunos rápidos por excelencia: cereales con leche, un café con galletas o unas tostadas con mermelada. Si las galletas son caseras, el pan integral, los cereales bajos en azúcar y además añadimos algo de fruta, el menú puede tener un pase.

Pero si por la mañana no nos ponemos siempre la misma ropa, ¿por qué comemos siempre lo mismo? Hay otros desayunos rápidos que podemos comer, que son sanos, nutritivos y nada aburridos. ¿Necesitas ideas? Sigue leyendo.

5 desayunos rápidos, nutritivos y nada aburridos

1. Tostadas con crema de cacahuete y plátano

Tostadas con crema de cacahuete y plátano

La combinación suena rara, pero todos esos sabores combinados funcionan. ¡No me digas que nunca has metido plátano entre pan! A mí me encanta, y doy fe de que no soy la única.

Es tan rápido y simple como tostar una rebanada de pan (mejor integral), untar mantequilla de cacahuete y adornar con unas rodajas de plátano. Ademas, puedes tomar tu café o té de todos los días.

Por cierto, en Estados Unidos lo que hacen es mezclar la crema de cacahuete con mermelada. Puedes probar un día y si te gusta, ya tienes otra idea más para añadir a tu lista de desayunos rápidos.

2. Yogur con avena, crema de cacahuete y plátano

Yogur con avena, crema de cacahuete y plátano

Es una versión de la propuesta anterior, pero cambiamos el pan integral por la avena. Echamos una ración de avena en un bol, incorporamos la crema de cacahuete y añadimos el plátano en rebanadas. En una sola cucharada estaremos ingiriendo proteínas, vitaminas y carbohidratos de absorción lenta.

3. ‘Porridge’ de avena con fruta fresca

Porridge de avena con fruta fresca

Lo primero de todo, explicar que el porridge viene a ser lo mismo que las gachas de toda la vida. Una de las forma tradicionales de preparación es cocer una ración de copos de avena finos (unos 30 gramos) con agua durante tres minutos aproximadamente. Dejamos templar y vertemos en un bol, al que incorporaremos también fruta fresca previamente troceada. Podemos decorar con semillas (chía, sésamo o lino, por ejemplo), cacao en polvo y/o canela.

En este punto quiero hacer mención a un artículo que leí hace tiempo en Independent, donde se hacían eco de un estudio de la Universidad de Harvard que venía a decir algo así como que el porridge “puede ser la clave de una vida saludable”. En esa investigación se concluía que por cada 28 gramos de cereales integrales que consumamos al día, el riesgo de ataques al corazón se reduce un 9%.

4. Tortitas de zanahoria

Tortitas de zanahoria

En alguna ocasión ya hemos dicho que la masa de tortitas se puede guardar de un día para otro, y así por las mañanas las podemos preparar en pocos minutos. Pero hoy las haremos de zanahoria y solo nos llevará 10 minutos, así que se puede decir que forma parte del club de los desayunos rápidos.

Lo único que tenemos que hacer es coger el vaso de la batidora y echar un puñado de anacardos tostados, ocho uvas pasas, una cucharada de coco rallado y una clara de huevo. Batimos hasta que la mezcla nos quede como una pasta. Incorporamos dos claras más mientras seguimos batiendo (primero una, batimos, y luego la otra).

Añadimos entonces una zanahoria previamente rallada, una pizca de canela y un poco de ralladura de naranja. Volvemos a batir hasta que consigamos una masa homogénea. Ahora solo queda hacer las tortitas como las cocinas habitualmente.

Puedes completar tu desayuno con un café y un zumo de naranja natural o un batido de frutas.

5. Tortilla de jamón

Tortilla de jamón

Por alguna extraña razón solemos dejar las tortillas francesas para la cena. ¡Con lo sanas que son y la energía que nos pueden aportar por las mañanas!

Prueba a hacer una para desayunar con un poco de jamón york y verás lo bien que te sienta. Una manzana y un café pueden completar este desayuno en el que no faltan proteínas, vitaminas ni minerales. Otra receta más para apuntar en la lista de desayunos rápidos.

Puede interesarte: