Mamen Muñoz
Mamen Muñoz
09 Ago, 2017 - 14:00
Cómo hacer mantequilla de maní de forma natural

Cómo hacer mantequilla de maní de forma natural

Mamen Muñoz

Descubre cómo hacer mantequilla de maní con esta receta rápida y sencilla, ideal para acompañar un postre, un aperitivo o un sándwich.

Aprende cómo hacer mantequilla de maní y disfruta de un alimento rico y saludable, ya que aunque es un muy calórico, nos ofrece muy buenos nutrientes.

La mantequilla de maní o mantequilla de cacahuete contiene grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas que ayudan a regular los niveles de colesterol y azúcar en sangre.

Además, su alto contenido en fibra produce sensación de saciedad, ayudando a mantener la línea y resultando beneficiosa para el sistema gastrointestinal.

Por otro lado, la presencia de potasio y otros minerales como calcio, magnesio o hierro, además de vitamina E, lo convierten en un alimento de lo más saludable.

La forma más común de consumir este alimento es untado en tostadas o sándwiches y en recetas de respostería, por ejemplo como galletas o relleno de pasteles. A continuación te explicamos paso a paso cómo hacer mantequilla de maní casera.

Cómo hacer mantequilla de maní

Cómo-hacer-mantequilla-de-maní-casera

– Ingredientes –

  • 300 g de maní
  • Aceite vegetal o aceite de maní

– Modo de preparación –

Para empezar con esta receta de mantequilla de maní, vamos a lavar en agua fría los cacahuetes para quitar la suciedad. Luego los secamos muy bien.

Si quieres preparar la mantequilla sin la cáscara de los cacahuetes, puedes pelarlos con las manos. En caso que no hayas comprado el maní tostado, puedes asarlos, aunque este paso llevará más tiempo.

En un recipiente, vertemos el maní y añadimos el aceite para que se vaya mezclando. Mientras tanto, precalentamos el horno a 180°C y, en la misma bandeja del horno, esparcimos los cacahuetes poniendo especial atención para que no quede ninguno por encima de otro.

Introducimos la bandeja en el horno y dejamos cocinar durante 10 minutos. Para comprobar que están listos, asegúrate que tengan una tonalidad ligeramente dorada.

Una vez que los hemos sacado del horno, echamos el maní en el vaso de una batidora o en un robot de cocina donde lo trituraremos. Aprovecha para hacerlo cuando los cacahuetes estén calientes, así te será más fácil triturarlos.

El objetivo es conseguir una masa muy cremosa y consistente, perfecta para untar. Así que para conseguir mantequilla de maní perfecta, batimos durante 1 minuto. Luego, bajamos los restos de los cacahuetes de las paredes al fondo del vaso, y repetimos el mismo paso unas tres o cuatro veces, hasta que tengamos el resultado deseado. Este mismo proceso puedes hacerlo con cualquier robot de cocina, como la Thermomix.

A continuación, puedes añadir sal al gusto, azúcar, miel o cualquier otro edulcorante, pero recuerda pasar la crema de nuevo por la trituradora o batidora. Una vez terminada nuestra elaboración, guardamos la mantequilla en un bote que se cierre herméticamente en el frigorífico.

Ahora que ya sabes cómo hacer mantequilla de maní, no dudes en incorporarla en tus desayunos o aperitivos. Pero recuerda que el tiempo de conservación es de dos semanas como máximo. Es cierto que no dura tanto como cualquier producto de supermercado, sin embargo, es mucho más natural al no contener ningún tipo de conservante.

Puede interesarte: