Merche Mairal Reinoso
Merche Mairal Reinoso
06 Ene, 2017 - 16:00
Cómo empezar a correr de forma segura

Cómo empezar a correr de forma segura

Merche Mairal Reinoso

¿Quieres empezar a correr? Es importante que tengas en cuenta algunas recomendaciones para prevenir lesiones y que esta práctica sea más beneficiosa.

Empezar a correr requiere, sobre todo, motivación, pero también cierta preparación para poder sacarle el mejor partido y evitar que se convierta en una práctica perjudicial.

Te damos algunas recomendaciones que pueden ayudarte para comenzar a realizar esta actividad.

El reto de empezar a correr

Mujer preparación para correr

Correr es una actividad física intensa que requiere de cierta resistencia. Para empezar a correr desde cero, es esencial ir adaptándose poco a poco e ir subiendo el nivel progresivamente.

Alternar días de actividad y días de descanso es vital al inicio. Lo importante es ser contantes, para ir adaptando el cuerpo a esta nueva práctica, evitando así grandes molestias musculares y daños en las articulaciones.

Establece un ritmo suave para empezar a correr, de esta manera evitarás agotarte demasiado pronto y tu cuerpo se irá preparando para ir subiendo progresivamente el nivel.

Este deporte somete nuestro cuerpo a un gran desgaste energético, por eso, debes cuidar también tu alimentación conforme te vayas adaptando a esta rutina. Una buena fuente de hidratos, proteínas, vitaminas y minerales es esencial para tu alimentación. Intenta eliminar los alimentos procesados en tu dieta.

6 claves a tener en cuenta para empezar a correr de forma segura

Correr es una práctica deportiva entretenida y económica, además de relajarte al aire libre, te pondrás en buena forma física en poco tiempo. Para empezar a correr lo único que tienes que tener en cuenta son algunas claves para que tu rendimiento sea óptimo:

1. Calzado apropiado

Esto es lo más importante y, verdaderamente, lo único en lo que deberías invertir. Unas buenas zapatillas, cómodas y especificas para tu pisada, te ayudarán a evitar lesiones. Los calcetines especiales para running también reducen el riesgo de rozaduras y ampollas.

2. Vestuario

Sobre todo ropa cómoda, ligera y transpirable. Evita la ropa de algodón pues no favorece la transpiración.

3. Calentamiento

Realiza un calentamiento previo y posterior a la actividad. Esto te ayudará a recuperarte antes y evitar dolores y lesiones. Debes realizar estiramientos musculares y preparar las articulaciones para el esfuerzo al que se van a someter. Al finalizar, no pares de correr de golpe, hazlo progresivamente.

4. Intercala carrera y caminata

Para no forzar tu cuerpo, antes de agotarte por completo, conviene parar de correr y comenzar a andar, ir alternando ambos métodos. Tu cuerpo se debe ir adaptando poco a poco. Puedes correr 1 minuto y andar otro, y así sucesivamente.

5. Escoge diferentes recorridos

Alternando distintas rutas cada día, evitarás cansarte y aburrirte demasiado pronto. Fomentará tu motivación y te ayudará a relajarte y desconectar del día a día.

6. Tómatelo con calma y mantente hidratado

Independientemente de tu forma física, si vas a comenzar de cero, no debes forzar demasiado al principio. Esto podría causar lesiones graves o daños musculares. Puedes empezar con tres sesiones por semana, de entre 15 y 30 minutos, y recuerda mantenerte siempre hidratado.

Puede interesarte: