Marina Román Leite
Marina Román Leite
17 Ene, 2017 - 09:56
Correr para adelgazar

Correr para adelgazar

Marina Román Leite

Correr para adelgazar a la vez es una gran idea para perder peso y mantener un buen estado de salud. Cálzate unas buenas deportivas y ¡a correr millas se ha dicho!

¿Pensando en correr para adelgazar? ¡Buena idea! ¿Al aire libre, en el gimnasio? Escoge el sitio ideal para empezar a correr y di adiós a ese michelín de última adquisición.

Para adelgazar corriendo no hacen falta muchos artilugios, ni entrenadores personales ni costosas cuotas de gimnasio. Si tu objetivo es correr para adelgazar puedes conseguirlo con lo indispensable: fuerza de voluntad y nuestros mejores tips para conseguirlo.


Correr para adelgazar ¡preparados listos…ya!

Mujer a correr en carretera


Escoge tu terreno

Asfalto, arena, gimnasio… ¡Tú eliges! Aporta variedad a la hora de ponerte a correr y así evitarás que tu cuerpo se habitúe a un mismo tipo de entrenamiento. Si varias el tiempo, la distancia, el ritmo, la intensidad y los recorridos, conseguirás adelgazar corriendo sin  aburrirte.


Hidrátate bien

Por lo menos debes beber 2 litros de agua al día. Aunque no estaría de más, beber hasta 3 litros, sobre todo en días de más calor o si has realizado un entrenamiento más intenso. Recuerda que al sudar, debes mantener tu organismo hidratado bebiendo agua a lo largo del día.

Descansa

Si tu cuerpo no descansa, lo estarás exponiendo a sufrir un sobre entrenamiento. Para recuperarte plenamente y poder ser constante en el entrenamiento, es vital descansar. De 7 días que tiene la semana, entrenar entre 3 y 5 días, ya son más que suficientes para conseguir adelgazar corriendo y mantenerte en línea.


Si quieres correr para adelgazar

Aliméntate bien. No te olvides de seguir una buena dieta alimentaria rica en carbohidratos y proteínas y baja en grasas. Recuerda que comer cinco veces al día, es lo ideal para recuperar la energía perdida en los entrenamientos.


Viste tus pies

Cómprate unas buenas zapatillas deportivas. Existen infinidad de marcas y modelos en el mercado. Habla con los profesionales, escoge las que mejor se adapten a tus pies y a tu estilo de correr para evitar lesiones y ¡ponte a correr ya!


Combina

Correr para adelgazar está muy bien, pero prueba a alternar correr con otros deportes como natación o ciclismo, o simplemente caminar. Conseguirás quemar calorías de igual modo.



¿Sabes cómo correr para adelgazar?

Si no estás habituado a correr, es mejor que al principio trabajes con una baja intensidad. En una primera fase para perder grasa, lo ideal es correr durante 40-45’’. A  partir de esos minutos, nuestro organismo empieza a tirar de las grasas almacenadas y las quema, consiguiendo nuestro objetivo de perder quilos.

 A medida que la técnica y los entrenamientos se vuelvan más fáciles, deberás aumentar la intensidad del entrenamiento para conseguir continuar el proceso de adelgazar. Si alternas entrenamientos que tengan diferentes niveles de dificultad, conseguirás el objetivo final de tener un cuerpo en forma.

No te olvides de respirar y de hacerlo bien. Si ves que empieza a faltarte el aliento, es mejor dejar de correr y continuar el recorrido caminando.

Correr adelgaza y además, te libera del estrés. A lo largo del día, toda la tensión y estrés acumulado puede favorecer el almacenamiento de grasas en un nuestro organismo. Por eso, correr, además de ayudarnos a adelgazar, es un ejercicio que ayuda a relajar nuestra mente y a mantener un buen funcionamiento de nuestro sistema cardiovascular.

Puede interesarte: