Ana Lopez
Ana Lopez
14 Mar, 2018 - 08:00
Albóndigas en salsa de tomate para chuparse los dedos

Albóndigas en salsa de tomate para chuparse los dedos

Ana Lopez

Las albóndigas en salsa de tomate son una receta sencilla y que te dará mucho juego en las comidas y cenas. Descubre cómo hacerlas.

Las albóndigas son un plato rico, sencillo y que puede dar mucho juego en la cocina. Muchas personas optan por comer albóndigas fritas, pero lo cierto es que las salsas les dan un toque y una jugosidad difíciles de conseguir en la opción frita. Además, si la salsa es casera, será un plato todavía más saludable. Las albóndigas en salsa de tomate que te proponemos son muy sencillas de preparar.

Albóndigas en salsa de tomate: ¿cómo preparar la salsa?

Albóndigas en salsa de tomate

La salsa de tomate casero es un clásico que puedes utilizar en infinidad de recetas.

– Ingredientes –

  • 2 latas de tomates enteros
  • 2 dientes de ajo
  • ½ cucharadita de canela en polvo
  • 2 o 3 cucharadas de aceite
  • Sal, pimienta negra y condimentos al gusto

– Preparación –

  • En primer lugar tienes que filetear los dientes de ajo. Pones en el fuego una olla con el aceite y, cuando esté caliente, añades el ajo hasta que esté bien doradito.
  • Añade el tomate, reduce el fuego y deja reducir durante unos 30 minutos.
  • Para eliminar la acidez del propio tomate, pon la media cucharadita de canela. Muchas personas ponen azúcar, pero en mi opinión puedes utilizar el endulzante que más te guste y con canela queda muy rico.
  • En este momento añade la sal, la pimienta negra y las especias que más te gusten (albahaca, tomillo, orégano…).
  • Aparta del fuego y reserva para mezclar con las albóndigas.

Una vez que tenemos la salsa, preparar las albóndigas es cuestión de gustos. Como vimos en el artículo de cómo hacer albóndigas, puedes escoger la carne en función de tus preferencias gastronómicas.

Receta de albóndigas paso a paso

– Ingredientes –

  • 500 g de carne molida
  • 2 huevos
  • 1 cebolla
  • 3 cucharas de sopa de pan rallado
  • Harina
  • 1 cuchara de sopa de perejil fresco
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de orégano

– Preparación –

  • El primer paso en la lista empieza en la carnicería. Es importante que le pidas a tu carnicero la carne, puedes escoger ternera o una mezcla de ternera y cerdo. También puedes utilizar otro tipo de carne pero esta es la receta clásica.
  • Pon la carne en un bol y añade los huevos batidos. Incorpora a la mezcla el pan rallado, el orégano, el ajo en polvo, el perejil y la cebolla. La cebolla debe estar cortada muy finita para que se integre bien en la masa.
  • Añade la harina, ve añadiendo poco a poco porque la cantidad puede variar. Como truco, la masa debe quedar maleable y compacta. Si al hacer las albóndigas ves que la masa no queda compacta, deberás añadir más harina.
  • Para hacer las albóndigas, forma bolitas de carne y pásalas por pan rallado.

Ya tenemos la salsa, tenemos las albóndigas, ¿qué hacemos ahora? Pues bien, una vez que has pasado las bolitas de carne por el pan rallado, tienes que añadirlas a la olla donde preparaste la salsa.

Lo ideal es que dejes las albóndigas en salsa de tomate durante al menos 15 minutos a fuego medio para que vayan tomando el sabor de la salsa. Notarás que la salsa va quedando ligeramente más espesa (esto es por causa de la harina).

Transcurrido ese tiempo puedes retirar del fuego y servir. Las albóndigas en salsa de tomate suelen combinar muy bien con pasta, pero también puedes hacer patatas fritas caseras o incluso un puré de patatas de casero.

Esta es una de las recetas ideales para preparar grandes cantidades y después congelar en envases individuales, puesto que el sabor seguirá siendo el mismo.

Puede interesarte: