Ana Lopez
Ana Lopez
02 Ene, 2018 - 16:00
Albóndigas de espinacas, una variación de la receta tradicional

Albóndigas de espinacas, una variación de la receta tradicional

Ana Lopez

Hoy te proponemos una receta vegetariana fácil y deliciosa de albóndigas de espinacas.

Las albóndigas de espinacas son una de esas recetas que demuestran que la cocina vegetariana no es para nada limitada. Esta receta es bastante sencilla y rápida y puede ser la solución ideal para aquellas madres que quieren que sus hijos coman verduras sin que sea un drama o para todos aquellos vegetarianos que buscan ampliar su portafolio de recetas.

Receta de albóndigas de espinacas

Albóndigas de espinacas

Imagen: hogarmania.com

– Ingredientes –

  • 600 g de espinacas congeladas
  • 3 huevos
  • 1 cebolla
  • 1 rebanada de pan duro
  • 1 vaso de leche
  • Harina

– Preparación –

  • En primer lugar debemos cocer las espinacas en agua, sal y, si quieres, un chorrito de aceite.
  • Al usar espinacas congeladas lo ideal es que lleves el agua a ebullición y en ese punto añadas las espinacas. Hiérvelas durante unos 10 o 15 minutos.
  • Transcurrido ese tiempo, retíralas del agua y déjalas escurrir.
  • Cuando estén frías, córtalas con un cuchillo.
  • En un bol pon un vaso de leche y un huevo batido. Deja reposar en esa mezcla la rebanada de pan.
  • Corta la cebolla muy finita y añádela al bol donde ya tenías la leche, el huevo batido y el pan.
  • Añade también las espinacas y comienza a amasar. Si notas que la masa resultante no es demasiado homogénea, puedes ir añadiendo harina para conseguir el resultado deseado.
  • En un bol pequeñito, bate los dos huevos restantes y en otro bol coloca una cantidad de harina.
  • El siguiente paso será pasar las bolitas por huevo, después por harina y después nuevamente por huevo. Reservas las bolitas en un plato.
  • En una sartén, pon un buen chorro de aceite y déjalo calentar, una vez bien caliente ves añadiendo las albóndigas de espinacas hasta que estén doradas.

Esta es una de las opciones menos saludables pero también puedes optar por hacer albóndigas de espinacas al horno.

El proceso sería el mismo sólo que tendrías que precalentar el horno y dejarlas durante, al menos, unos 20 minutos para que se hagan bien.

Albondigas de espinacas: ¿cuándo comerlas?

Las albóndigas de espinacas son un plato ideal y las puedes acompañar con un poco de arroz o de verduras al horno.

Es un plato bastante completo nutricionalmente hablando, ya que nos aportan hidratos de carbono y proteínas derivadas del huevo.

Es cierto que al cocinarlas fritas, resultan algo más calóricas, por lo que te recomendamos que no las tomes por la noche, así será mucho más difícil que tu organismo queme esa cantidad de calorías.

¿Espinacas congeladas o frescas?

Si estás pensando en hacer esta receta en casa y te ha surgido esta pregunta la respuesta quizá no te satisfaga. Lo cierto es que puedes utilizar las dos variedades.

Lo ideal es que las verduras que consumas sean frescas y de origen ecológico, pero no vivimos en el mundo ideal y la falta de tiempo nos hace consumir muchos productos congelados.

El precio suele ser otro de los factores que nos hacen inclinarnos por esta opción. A nivel culinario, la receta estará igual de buena, aunque quizá no sea tan rica en nutrientes. Por ello, si puedes escoger, escoge siempre frescos, tu salud te lo agradecerá enormemente.

Albóndigas de espinacas: variaciones de la receta

En esta receta hemos utilizado única y exclusivamente espinacas como ingrediente principal. Sin embargo, si te animas prepararla pero te parece un poco sosa, siempre puedes mezclar otros ingredientes y formar, por ejemplo, albóndigas de carne y espinacas o albóndigas de garbanzos y espinacas.

A medida que vayas modificando ingredientes la receta variará un poco pero la esencia de cómo hacer albóndigas es exactamente la misma en cada una de las recetas que te propongas.

Puede interesarte: