Mar Calvo
Mar Calvo
24 Abr, 2018 - 08:00
¿Quieres preparar una tarta de queso casera fácil y sin horno?

¿Quieres preparar una tarta de queso casera fácil y sin horno?

Mar Calvo

Hoy prepararemos una tarta de queso casera tradicional, con base de galletas y mermelada de fresas. En la Thermomix no lleva ni 15 minutos.

¿A quién no le gusta una buena tarta de queso casera? Lo digo así, en general, porque de este dulce existen infinidad de recetas diferentes. La masa, los ingredientes, la forma de elaboración… A cada persona que le preguntes te dirá algo que no hace igual que la anterior.

Así que probablemente la receta de tarta de queso casera que te damos a continuación se parezca, pero seguro que no es igual a la que ya tienes. Es bastante fácil de hacer y no necesita horno.

Receta de tarta de queso casera

Tarta de queso casera

Yo suelo hacerla con el robot de cocina, y por eso empezaré por decir cómo se hace con este aparato. No obstante, puedes hacer lo mismo a mano. Para 4 personas necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 150 g de fresas
  • 1 cucharadita de vinagre de manzana
  • 45 g de azúcar (25 para la cobertura y 20 para el almíbar)
  • 80 g de bizcochos de soletilla (se pueden sustituir por galletas)
  • 20 g de mermelada de fresa
  • 60 g de agua
  • 125 g de queso mascarpone
  • 125 g de queso Philadelphia
  • 200 g de nata líquida muy fría
  • 50 g de azúcar glas
  • 3 hojas de gelatina
  • 1 cucharadita de concentrado de vainilla

A la hora de elaborar esta tarta de queso casera es mejor hacerla por partes. De esta forma será más fácil montarla.

1. La cobertura

Vamos a empezar preparando la cobertura de fresas. Para ello solo necesitaremos lavar y trocear las fresas, y ponerlas a macerar con 25 gramos de azúcar y una cucharadita de vinagre de manzana. Reservamos.

2. La base de bizcocho

En esta ocasión para la base hemos utilizado bizcochos de soletilla para variar un poco, pero va bien cualquier galleta. Para triturarlos los introducimos en el vaso de la Thermomix durante 5 segundos a velocidad 7.

Podemos hacer lo mismo con el molinillo de la batidora o con un mortero. En ambos casos hay que tener mucho cuidado de no pasarnos porque si no quedarán en polvo y no nos interesa.

Colocamos el bizcocho en el fondo del molde que vayamos a utilizar para montar la tarta, cubriendo bien toda la superficie. Metemos en la nevera para que asiente.

3. El almíbar

Introducimos en el vaso de la Thermomix todos los ingredientes que necesitamos para el almíbar: hablamos de la mermelada de fresa (20 g), el agua (60 g) y el azúcar (20 g). Programamos 3 minutos a velocidad 4 y a 120 ºC. Dejamos templar antes de montar la tarta de queso casera.

En caso de no tener robot de cocina, haremos lo mismo en un cazo. También podemos saltarnos este paso y echar la mermelada de fresa tal cual, pero así está más rica.

4. El relleno

Por otra parte, preparamos el relleno para la tarta de queso casera. Seguiremos estos pasos:

  • Hidratamos las hojas en un bol con agua.
  • Mientras tanto podemos ir pulverizamos el azúcar glas. Con 10 segundos a velocidad 10 es suficiente en la Thermomix. Si vas a utilizar la batidora, el tiempo viene a ser el mismo. Sacamos a un plato y reservamos.
  • Colocamos la mariposa en las cuchillas y echamos 150 gramos de la nata líquida y montamos a medias, a velocidad 4. Pasamos la nata a un bol y reservamos. Este proceso se puede hacer a mano con ayuda de unas varillas.
  • En el mismo vaso y sin quitar la mariposa, mezclamos los dos quesos junto con el azúcar glas que teníamos reservado y la esencia de vainilla. Lo haremos a velocidad 2 durante 20 segundos. Con las varillas de mano nos llevará más tiempo, pero el resultado será parecido.
  • Incorporamos la mezcla al bol donde teníamos reservada la nata previamente semi montada. Mezclamos y reservamos.
  • Agregamos al vaso de la Thermomix la nata líquida restante (50 gramos). La calentamos durante 4 minutos a 80 ºC y velocidad 2. Si lo hacemos en un cazo lo haremos a fuego medio y esperaremos hasta que hierva.
  • Echamos la gelatina que teníamos hidratando y mezclamos durante 30 segundos a velocidad 3 (si lo hacemos en un cazo podemos ir removiendo con las varillas hasta que la gelatina se derrita). Dejamos enfriar.
  • Cuando la mezcla anterior esté fría la incorporamos al bol donde teníamos el relleno con la nata semi montada y los quesos. Con ayuda de una espátula mezclamos con cuidado, con movimientos envolventes.
  • Vertemos el relleno en el molde, sobre las galletas. Extendemos bien y cubrimos con el almíbar (o la mermelada de fresa) y las fresas maceradas. Mantenemos en la nevera hasta el momento de servir. Para que cuaje bien va a necesitar un mínimo de 4 horas.

Puede interesarte: