Mar Calvo
Mar Calvo
04 May, 2018 - 10:00
Tarta de queso al horno, el postre más internacional

Tarta de queso al horno, el postre más internacional

Mar Calvo

La tarta de queso al horno es uno de los postres más internacionales que existen. Cada país utiliza sus propios ingredientes.

Se dice que fue creada por los griegos, adoptado por los romanos y que viajó hasta Estados Unidos después de visitar toda Europa. La tarta de queso al horno es uno de los postres más internacionales que existen.

Para elaborarla, cada país utiliza sus propios ingredientes y sus quesos locales. ricotta en Italia, queso feta en Grecia, cottage en Alemania o queso de untar en Estados Unidos, por ejemplo.

En este artículo aprenderemos a hacer la tarta de queso como la hacen en Italia y Francia.

Tarta de queso al horno estilo italiano

Tarta de queso al horno estilo italiano

Como hemos dicho, los italianos adoptaron la receta de los griegos. Posteriormente le añadieron huevo y la hornearon. Uno de los quesos que más se utilizan en ese país para elaborar la tarta de queso al horno es la ricotta, una especie de queso fresco que tiene pocas calorías si se compara con otras variedades.

Para elaborar una tarta de queso al horno con ricotta de 8 raciones necesitaremos:

– Ingredientes –

  • 500 g de ricotta
  • 3 huevos
  • 130 g de azúcar
  • 250 g de galletas tipo digestive
  • 110 g de mantequilla
  • 1 limón

– Elaboración –

A la hora de prepararla hay que seguir unos pasos:

1. Triturar las galletas, pero no demasiado.

2. Derretir la mantequilla al microondas y mezclarla con las galletas.

3. Colocar la base de galletas en el fondo de un molde apto para hornear, cubriendo bien toda la superficie.

4. Introducir el molde en la nevera durante al menos media hora para que la base endurezca.

5. Ponemos el horno a precalentar a 170ºC, y mientras tanto separamos las yemas de las claras y las montamos a punto de nieve. Reservamos.

6. En un bol aparte, batimos las yemas y el azúcar.

7. Agregamos la ralladura de un limón y la ricotta. Batimos hasta conseguir una masa homogénea.

8. Incorporamos las claras que teníamos montadas y mezclamos con movimientos envolventes.

9. Vertemos la crema en el molde y horneamos durante 50 minutos, con calor arriba y abajo.

10. Una vez lista la sacamos, dejamos que enfríe y la guardamos en la nevera hasta el momento de servirla.

Fuente: laragazzacolmattarello.com

Tarta de queso al horno estilo francés

Seguimos en Europa, pero nos desplazamos hasta Francia. Allí hay una cadena de pastelerías que es toda institución en lo que a dulces se refiere: Ladurée. Pues bien, uno de sus pasteles más famosos es la tarta de queso mascarpone y fresas.

– Ingredientes –

Para la base:

  • 120 g de mantequilla fría
  • 70 g de azúcar glas
  • 25 g de almendra molida
  • 1 pizca de sal gorda
  • 1 cucharadita de vainilla líquida
  • 1 huevo
  • 200 g de harina

Para la crema:

  • 500 g de queso mascarpone
  • 125 g de azúcar
  • 100 g de leche
  • 4 hojas de gelatina
  • 1 cucharadita de vainilla líquida
  • 300 g de fresas

– Elaboración –

Lo más complicado es conseguir que la base de almendras quede bien, pero si sigues los siguientes pasos todo irá bien:

1. En un cuenco trabajamos la mantequilla con ayuda de las varillas, hasta que quede en pomada.

2. Agregamos los ingredientes de uno en uno y lo mezclamos antes de añadir el siguiente. Seguiremos este orden: el azúcar glas previamente tamizado, las almendras molidas, una pizca de sal, la vainilla, el huevo y la harina.

3. Envolvemos el cuenco en film transparente, metemos en la nevera durante un par de horas y reservamos.

4. Ponemos el horno a precalentar a 170ºC y mientras tanto trabajamos la masa con un rodillo hasta conseguir el diámetro adecuado para el molde que vayamos a utilizar (unos 20 cm de diámetro y 4 mm de grosor es lo ideal).

5. Engrasamos el molde, colocamos la masa y la pinchamos con un tenedor. Sobre ella ponemos un papel de horno y unos garbanzos o algo que tenga peso, para evitar que suba.

6. Horneamos durante 20 minutos.

7. Mientras la base está en el horno podemos ir preparando la crema de queso mascarpone. Podemos empezar por poner la gelatina a hidratar durante 5 minutos.

8. Ponemos la leche y el azúcar a calentar. Cuando comience a hervir le añadimos la gelatina y esperamos a que esta se disuelva. Retiramos del fuego y dejamos templar.

9. En un cuenco aparte, batimos el queso mascarpone y añadimos la vainilla. Vamos echando la mezcla con la leche y la gelatina, poco a poco.

10. Mezclamos bien y echamos sobre la base de almendras. Metemos en la nevera durante al menos 2 horas.

11. En cuanto la tarta haya cuajado podemos decorarla con las fresas.

Fuente:  nosolodulces.es

Puede interesarte: