Ana Lopez
Ana Lopez
11 May, 2017 - 09:28
LISS: entrenar sin prisa pero sin pausa

LISS: entrenar sin prisa pero sin pausa

Ana Lopez

Los que prefieren hacer una rutina de entrenamiento de menor intensidad de forma constante tienen la solución: el entrenamiento LISS. Descúbrelo aquí.

¿Qué es LISS?

LISS son las siglas de Low Intensity Steady State lo que vendría a ser en español baja intensidad de forma constante. Se trata de un método de entrenamiento de cardio prolongado de baja intensidad con el que podrás quemar calorías sin someter a tu cuerpo a un impacto tan alto como el que sufre con otras rutinas de entrenamiento.

Ejercicios recomendados en el entrenamiento LISS

LISS


Una de las mejores opciones es caminar. Tendrás que hacerlo algo más rápido de lo normal durante al menos 45 minutos. La bicicleta es también una buena opción siempre que sea un paseo tranquilo. Estos son sólo unos ejemplos pero el entrenamiento LISS puede adaptarse a:

  • Natación, tanto en piscina como en el mar, siempre y cuando sea una rutina tranquila
  • Cinta elíptica
  • Bicicleta estática
  • Subir escaleras
  • Máquina de remo

Ventajas del entrenamiento LISS

  • Quemas calorías. Las grasas son el principal combustible que utilizará tu cuerpo durante este entrenamiento.
  • Sufres un riesgo menor de lesión. Los entrenamientos de alta intensidad requieren cierta técnica que no siempre tienen los principiantes por lo que el riesgo de lesión es alto.
  • No necesitas tiempo de recuperación. En los entrenamientos de alta intensidad es recomendable dejar descansar a los músculos de 24 a 48 horas. Con el entrenamiento LISS este tiempo de recuperación no existe por lo que podrás practicarlo todos los días.
  • Válido para todas las edades. Al ser un entrenamiento de baja intensidad cada quien lo que puede realizar usando tanto tiempo como desee. Lo ideal es invertir un mínimo de 45 minutos.

¿Es mejor el entrenamiento LISS que el HIIT?

La respuesta es un no rotundo. En la elección de rutinas de entrenamiento entran en juego distintos factores que cada quien tiene que evaluar: su condición física, edad, técnica, dedicación y, sobretodo, sus objetivos. Lo ideal sería poder realizar una combinación de ambos porque con las rutinas HIIT se queman muchas calorías en poco tiempo pero en las rutinas LISS las calorías quemadas proceden, en gran medida, de la oxidación de las grasas.

Para algunos, en la batalla de la pérdida de peso, es más recomendable caminar rápido o trotar que correr. Lo más importante es que, elijas la rutina de entrenamiento que elijas, seas constante y lo complementes con una dieta equilibrada.

► ¡Sabe más sobre el HIIT aqui!

Puede interesarte: