Ana Lopez
Ana Lopez
15 Ago, 2017 - 17:00
Hot Yoga: ¿Qué es y qué beneficios tiene para la salud?

Hot Yoga: ¿Qué es y qué beneficios tiene para la salud?

Ana Lopez

El Hot Yoga está de moda, y consiste en hacer yoga en una sala que tiene una temperatura de 42ºC. Descubre más sobre esta disciplina aquí.

El Hot Yoga es una modalidad del Yoga integrada en el Método Californian Hot Yoga y combina una serie de posturas elegidas para obtener el nivel óptimo de funcionamiento del cuerpo.

Todo ello, con una peculiaridad: esta práctica integra el calor como fuente terapéutica. Esta característica hace que muchos lo confundan con el método Bikram que también convierte el calor en una herramienta.

¿En qué consiste el Hot Yoga?

Hot-Yoga

¿Cómo se practica Hot Yoga?

La serie de posturas que se trabaja en el Hot Yoga suele ser la misma: 2 ejercicios de respiración y 26 asanas extraídas de las 87 posturas del Hatha Yoga tradicional. Las asanas pertenecen tanto a las posturas de pie como a las posturas de suelo y se practican en una sala cuya temperatura asciende a los 42ºC.

Las sesiones suelen durar una hora y media, aunque también pueden encontrarse sesiones de solo una hora, principalmente en los niveles iniciales. Quienes lo practican aseguran que uno de los principales retos para los principiantes es no salir de la sala de aula, pues nadie está acostumbrado a realizar ejercicio físico en unas condiciones tan extremas.

¿Con qué periodicidad debo practicar Hot Yoga?

El Hot Yoga, como otras disciplinas del yoga, requieren de constancia, así que ño ideal es practicarlo entre dos y tres veces por semana, trabajando en sesiones de 90 minutos. Si tu rutina de ejercicio incluye otros deportes, lo ideal sería reducirlo a dos, haciéndolos coincidir con los días que descanses.

¿Cuáles son los beneficios del Hot Yoga?

  • Reestructura el cuerpo de dentro hacia fuera.
  • Regenera cada célula, tejido, órgano, vena…
  • El calor calienta los músculos y hace posible profundizar en la práctica, limitando el riesgo de lesión.
  • Con el sudor eliminamos toxinas a través de la piel.
  • El Hot Yoga activa el funcionamiento del metabolismo favoreciendo con ello la eliminación de grasa y la pérdida de peso.
  • Refuerza la determinación, el ímpetu, la energía positiva ante la vida, la ambición, el equilibrio, el autocontrol y la calma.
  • Reduce los estados depresivos haciendo crecer la autoestima del practicante.
  • Combate el envejecimiento del cuerpo.
  • Disminuye la ansiedad y el estrés, favorece los estados de concentración. Además, la práctica de Yoga, sumada a prácticas de meditación, pueden ayudarnos a eliminar todo el ruido mental que, lejos de aportarnos algo, nos quita energía.

Puede interesarte: