Mamen Muñoz
Mamen Muñoz
15 Feb, 2017 - 16:40
Ejercicios para hacer yoga en casa

Ejercicios para hacer yoga en casa

Mamen Muñoz

Iníciate en la práctica del yoga en casa descubriendo cada día nuevas posturas y disfruta los beneficios de esta filosofía oriental para tu cuerpo y tu mente.

Si te gustaría iniciarte en la práctica del yoga pero no cuentas con mucho tiempo disponible, una buena opción puede ser comenzar entrenándote tú mismo, haciendo yoga en casa, siguiendo videosesiones, descubriendo posturas, y haciéndote con lecturas obligadas sobre esta interesante materia, sumergiéndote en su historia e investigando sobre la unión necesaria que proclama entre el cuerpo, la mente y el espíritu para alcanzar la armonía.

Los que practican yoga ven en esta disciplina una forma de entrenamiento que te ayuda, a través de la ejercitación de posturas, llamadas asanas, a conseguir la unión del cuerpo con la mente, consiguiendo más conciencia y sensibilidad corporal, aprendiendo a desconectar de la rutina y a liberar la mente de preocupaciones, aprendiendo también a respirar y a relajar el cuerpo y la mente, trabajando la meditación y controlando la respiración.

Si quieres conseguir todo esto y mucho más, sólo necesitas poco más de veinte minutos diarios de dedicación para iniciarte con el yoga en casa, mucha predisposición y algo de imaginación para buscar videosesiones que te motiven, al menos al principio, ya que esto será fundamental para conseguir progresar en esta disciplina.

10 POSTURAS PARA COMENZAR A PRACTICAR YOGA EN CASA

yoga-posturas

1. POSTURA DEL PERRO HACIA ABAJO (Adho Mukha Svanasana)

Inspirada en los movimientos naturales del perro al estirarse hacia abajo, en esta postura se estiran la columna y las piernas. Una buena postura para realizar antes y después de esta es la postura del niño o Balasana.

2. POSTURA INVERTIDA DEL CADÁVER (Advasana)

Idónea para descansar tu cuerpo, tanto al principio, como durante la sesión entre posturas.

https://youtu.be/4BFeRDk0vkc

3. POSTURA DE LA COBRA (Bhujangasana)

Con esta asana se estira fuertemente el abdomen, arqueando la espina lumbar. Para compensar la fuerte flexión de esta postura, como contraestiramiento de utilidad para la fuerte flexión de Bhujangasana recomiendan la postura del niño  o Balasana.

4. POSTURA DEL NIÑO (Balasana)

En esta postura de relajación, la columna se dobla hacia delante 110 grados, proporcionando un excelente contraestiramiento para los estiramientos que requieren una inclinación hacia atrás de la columna.

5. POSTURA DE LA GRULLA (Bakasana)

Esta postura se basa en la pose de la grulla. Puede parecer más complicada de alcanzar, pero con la práctica no supondrá ningún esfuerzo.

6. POSTURA DE LA LUNA CRECIENTE (Anjaneyasana)

Inspirados en el arco que dibuja la luna, en esta postura tendremos que arquear nuestra columna, al tiempo que estiramos la parte trasera de nuestra pierna (primero una y después la otra).

7. POSTURA DEL LOTO (Padmasana)

Practicando yoga en casa no podremos olvidarnos de esta postura, que a pesar de que es una de las más clásicas, y una de las que se nos vienen a la mente al pensar en este tipo de ejercicios, es a la vez una de las más difíciles de alcanzar, si bien es también una de las más relajantes.

8. POSTURA DE LA VELA (Sarvangasana)

En esta postura de suelo, invertimos el flujo de la sangre en nuestro cuerpo, aumentando los niveles de sangre en la cara y el cerebro y consiguiendo implicar a todo nuestro cuerpo en ella.

9. POSTURA DEL ÁRBOL (Vrksasana)

Con esta postura se ejercita el equilibrio. Nuestro pie que se apoya al suelo se identificará con las raíces del árbol y nuestros brazos con sus ramas.

10. POSTURA DEL GUERRERO (Virabhadra)

Esta postura, que lleva el nombre de un legendario guerrero indio, supone un potente estiramiento que nos ayuda a aumentar la confianza al tiempo que nos estimula para combatir el nerviosismo y la fatiga.

Descubrir cada día posturas nuevas e ir afianzando las conocidas nos guiará en la inmersión hacia esta práctica tradicional que cuenta con más de 5.000 años de historia y sobre la que se puede profundizar a fondo para captar verdaderamente toda su filosofía y disfrutar de su esencia, sin dejar ningún apartado al margen, ahondando también en los diferentes tipos de yoga que existen.

Puede interesarte: