Sara Calvo
Sara Calvo
13 Oct, 2017 - 09:00
Dieta hiposódica: la dieta baja en sal

Dieta hiposódica: la dieta baja en sal

Sara Calvo

La dieta hiposódica es un régimen alimenticio en el que el sodio está restringido. Conoce más de esta dieta y cómo puede ser beneficiosa para tu salud.

Si acostumbras a poner sal sin mucho control en todos tus platos, tal vez te venga bien conocer la dieta hiposódica.

La dieta hiposódica es una dieta que restringe el consumo de sal y es muy recomendable para personas con la presión arterial alta o con insuficiencia cardiaca.

Esta dieta, llevada a cabo de manera estricta, debe contener menos de 1000 gramos de sodio al día, es decir, un máximo de 2,5 gramos de sal común al día.

Sabemos que la sal contiene sodio, y que este sodio ayuda a nuestro cuerpo a controlar muchas funciones, pero demasiado sodio en la alimentación puede ser malo para la salud.

Dieta hiposódica: cómo reducir la sal en tu alimentación

Dieta-hiposódica

1. Consume frutas y verduras frescas o congeladas siempre que te sea posible. Las frutas y verduras son los alimentos con menor contenido de sodio.

2. Del mismo modo, consume carnes, pavo, pollo y pescados frescos o congelados siempre que te sea posible.

3. Es importante fijarse en las etiquetas de los alimentos que compramos. Intenta comprar alimentos en cuyas etiquetas diga: bajo en sodio, sin sal agregada, reducido en sodio, sin sal, libre de sodio.

4. Además, observa cuanta sal tienen los alimentos por ración. Normalmente, los ingredientes vienen enumerados por su cantidad (de mayor a menor).

5. En las etiquetas de los alimentos, el sodio puede aparecer con otros nombres, como son: glutamato monosódico, alginato de sodio, citrato de sodio, hidróxido de sodio y fosfato de sodio.

6. Evita los alimentos enlatados, ya que suelen contener sal para conservar algunas características del alimento, como por ejemplo el color.

7. Cuando cocines, puedes suplir la sal con otro tipo de aliños: pimienta negra, ajo, limón, hierbas provenzales. Evita comprar mezclas de hierbas en bote, suelen contener sal.

8. Evita los siguentes alimentos:

  • Aceitunas
  • Anchoas
  • Encurtidos
  • Quesos (en su mayoría)
  • Salsas embotelladas
  • Salsa de soja
  • Alimentos procesados (como pueden ser carnes ahumadas o crudas, salchichas, mortadela, jamón, salami y tocino)
  • Alimentos como galletas, patatas fritas…

La clave de una dieta hiposódica está en potenciar el sabor natural de los alimentos. Puedes conseguirlo cociéndolos al vapor, estofándolos, guisándolos, cocinándolos a la plancha o al horno, envueltos en papel de aluminio o papel vegetal.

Puede interesarte: