Ana Lopez
Ana Lopez
17 Ago, 2017 - 14:00
Dieta flexitariana: ¿qué es y en qué consiste?

Dieta flexitariana: ¿qué es y en qué consiste?

Ana Lopez

La dieta flexitariana consiste en llevar una dieta vegetariana y, puntualmente, comer carne o pescado.

En la actualidad existen tantos tipos de alimentación como personas, podemos encontrar crudivegano, fruguívoro, vegetariano, vegano… Cada uno escoge el tipo de dieta que mejor se ajusta a sus necesidades, su estilo de vida o sus principios morales. Y, entre ellos, hay un nuevo tipo de dieta: la dieta flexitariana.

¿En qué consiste la dieta flexitariana?

Dieta-flexitariana

La base de alimentación de quien sigue una dieta flexitariana son las verduras y las legumbres. Sin embargo, ocasionalmente y de manera puntual, puede consumir alimentos de origen animal como carne, pescado o marisco.

Las personas que siguen una dieta flexitariana son igual de conscientes que un vegano o un vegetariano sobre el maltrato que sufren muchos animales y, aunque tomen una actitud activa, deciden que puntualmente pueden consumir carne sin ningún tipo de remordimiento. Digamos que los flexitarianos hacen del equilibrio su bandera alimentaria.

Seguir una dieta flexitariana no requiere un gran esfuerzo. Aunque quizá tengamos que invertir algo más de tiempo en la cocina, pero hay tantos blogs y libros de recetas dedicados al tema que el proceso puede ser muy enriquecedor y divertido.

Razones para seguir una dieta flexitariana

  • Cuidar de tu salud. Esta es la razón más importante. Limitar el consumo de carnes y pescados y aumentar el consumo de frutos y verduras no hará más que beneficiar a tu organismo. Al consumir más fibras, carbohidratos y antioxidantes, mejoras tu calidad de vida.
  • Disminuye el riesgo de padecer cáncer y otras enfermedades. La alimentación es la base de un organismo sano y fuerte. Si nos alimentamos a base de comida basura, nuestro cuerpo generará enfermedades.
  • Ayuda a perder peso. Quien adopta una dieta flexitariana suele bajar de peso porque aumenta el consumo de frutas y verduras y, de manera puntual, consume alimentos de origen animal lo que les hace llevar una alimentación más equilibrada.
  • Estás ayudando a cuidar el medioambiente. Aunque no seas un activista, muy probablemente te preocupa el estado del planeta. Limitando tu consumo de carne y pescado estás ayudando al medioambiente, pues se necesitan más recursos para alimentar animales que para plantar plantas.
  • Puedes disfrutar de productos de mejor calidad. El dinero que ahorres en las compras semanales puedes invertirlo en productos de mayor calidad, es decir, puedes optar por productos ecológicos que no tengan ningún químico, o carnes y pescados que hayan sido criados y alimentados de manera adecuada.

Puede interesarte: