Ana Lopez
Ana Lopez
17 May, 2017 - 13:30

Arroz con leche, la receta definitiva del postre clásico

Ana Lopez

Para muchos el arroz con leche es un postre clásico que les traslada a su infancia. Aprende a cocinarlo para poder volver a casa siempre que lo desees.

El arroz con leche es uno de esos postres de los que cada uno tiene una receta distinta. Hay muchas versiones y muchas opiniones sobre cuál es la mejor. Quizá te estés preguntando en este momento cuál es la mejor, la respuesta es sencilla: la mejor receta de arroz con leche es la que más te guste a ti y a los tuyos.

Te proponemos una receta sencilla con la que te asegurarás tener un arroz con leche muy cremoso. Puedes alterar algunos de los ingredientes para hacerlo más saludable y recuerda que siempre que quieras darte un capricho es mejor optar por un postre hecho en casa pues tendrá menos calorías y tú mismo serás el que controle la elaboración. Toma nota, ponte el delantal y anímate a prepararlo.

Arroz con leche tradicional

placeholder-1x1

– Ingredientes para 4 personas –

  • 1 l de leche (puedes utilizar leche desnatada, alguna leche vegetal o sin lactosa)
  • 200 g de arroz redondo
  • 125 g de azúcar (si prefieres una receta más saludable puedes sustituir el azúcar por estevia)
  • 25 g de mantequilla (puedes poner mantequilla vegetal o incluso prescindir de ella, el arroz con leche quedará algo menos dulce pero igual de bueno)
  • 2 ramas de canela
  • La cáscara de un limón

– Elaboración –

  1. En una olla ponemos el litro de leche, el azúcar, la cáscara del limón y las ramas de canela a fuego medio hasta que rompa a hervir.
  2. Ponemos en un colador el arroz y lo lavamos bajo el agua del grifo para que suelte todo el almidón.
  3. Escurrimos bien el arroz y lo añadimos a la olla con la leche. ¡Ojo! No podemos añadir el arroz antes de que la leche eche a hervir. Dejamos la mezcla a fuego suave entre 50 y 60 minutos. En este tiempo vigilaremos bien el arroz y lo removeremos de vez en cuando para que no se pegue.
  4. Cuando ya prácticamente no quede leche, retiramos del fuego. Retiramos la cáscara de limón y las ramas de canela. Añadimos la mantequilla y removemos.
  5. Dejamos reposar durante cinco minutos y repartimos en moldes de postre. Algunos prefieren poner un poco de canela en polvo a modo de decoración.
  6. Y por fin llegó el mejor paso de la receta: la degustación.

Puede interesarte: