Ana Lopez
Ana Lopez
23 May, 2017 - 11:36
Alcohol: ¿está afectando a tu dieta?

Alcohol: ¿está afectando a tu dieta?

Ana Lopez

El alcohol es un compañero indiscutible en las fiestas, ¿pero puede afectar a nuestra dieta? Lo cierto es que sí, y si estás trabajando para mejorar tu cuerpo, esto es lo que deberías saber.

Asociamos el alcohol con los buenos momentos, las reuniones con amigos, los momentos de placer y de desconexión.

Sin embargo es simplemente eso, una asociación, ya que podemos disfrutar de esos momentos con otro tipo de bebidas.

Con la llegada de la primavera aumentan los buenos propósitos para mejorar nuestro cuerpo de cara al verano. Hemos empezado la dieta y el programa de ejercicios pero, ¿qué pasa con el alcohol?

En este artículo vamos a analizar cómo afecta a tu dieta y qué pasos debes dar para evitar que las copas arruinen todos tus esfuerzos para tener el cuerpo que deseas.

¿Realmente el alcohol engorda?

Algunos divulgadores científicos como Tony Edwards, sostienen que “no está demostrado científicamente que el alcohol nos haga engordar”. Está claro que beber una copa de vez en cuando no te hará engordar, pero su consumo desmedido durante el fin de semana boicoteará todos tus esfuerzos para lucir una mejor figura.

Alcohol: midiendo calorías

Como hemos mencionado con anterioridad, el alcohol tiene calorías que, dependiendo de la genética de cada uno, serán almacenadas en una u otra zona. A continuación analizaremos algunas de las bebidas más populares:

  • Anís: 297 calorías por 100 mililitros.
  • Ron, ginebra y whisky: 244 calorías por 100 mililitros.
  • Aguardiente: 222 calorías por 100 mililitros.
  • Vino tinto: 74 calorías por 100 mililitros.
  • Vino blanco: 79 calorías por 100 mililitros.
  • Cerveza: 1 lata de cerveza de 350 mililitros nos aporta 155 calorías.

Como puedes comprobar, lo ideal es no darse ‘atracones’ durante el fin de semana, y si realmente quieres perder peso, erradicarlo de la dieta durante un tiempo.

Alcohol y celulitis: una inseparable pareja

Si te preguntas por qué a pesar de hacer ejercicio, beber al menos dos litros de agua al día y cuidar tu alimentación, aún continúas con la molesta celulitis, el alcohol puede ser la respuesta. Las bebidas alcohólicas favorecen la retención de líquidos y, cuando las ingerimos en exceso, acumulamos más grasa en el cuerpo.

¿Qué debo hacer?

Lo ideal es ser responsables con nuestro consumo. Si hemos sido invitados a una cena y nos apetece disfrutar de unas copas de vino, disfrútalas, pero piensa que en el equilibrio está la virtud. Si al vino le sumamos unos chupitos y unos combinados, el resultado será una bomba calórica para la que necesitaremos hacer mucho ejercicio, así que intenta consumirlo siempre de forma moderada.

Puede interesarte: