Mar Calvo
Mar Calvo
20 Abr, 2018 - 10:00
2 recetas de albóndigas en salsa de cebolla: ¿carne o pescado?

2 recetas de albóndigas en salsa de cebolla: ¿carne o pescado?

Mar Calvo

Hoy prepararemos albóndigas en salsa de cebolla tanto de carne como de merluza. ¡Puede que así los niños se coman el pescado sin protestar!

Las albóndigas quedan ricas con todo tipo de salsas, ya sea la tradicional salsa española, una reconfortante salsa de tomate casera o las ricas albóndigas en salsa de cebolla que vamos a preparar hoy.

Para variar un poco, en esta ocasión prepararemos albóndigas en salsa de cebolla tanto de carne como de pescado. Verás que es una forma muy resultona de disfrazar el sabor, ideal para que los más pequeños coman pescado sin darse cuenta.

Albóndigas en salsa de cebolla con carne picada

– Ingredientes –

Comenzaremos con lo importante de cualquier receta, los ingredientes:

  • 500 g de carne mixta de ternera (400 g) y cerdo (100 g)
  • 1 kilo de cebollas
  • 1 huevo
  • 4 cucharadas soperas de pan rallado
  • Harina
  • 1/2 vaso de leche
  • Miga de pan
  • 1 vaso de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Perejil picado
  • Sal

– Elaboración –

Una vez que te pongas a preparar estas albóndigas en salsa de cebolla no vas a creerte lo fácil que es. Si te da un poco de pereza darles forma siempre puedes hacer como yo y echar mano de tus hijos. Para ellos será como jugar con plastilina y luego podrán decir a todo el mundo que la comida la han hecho ellos.

Para la preparación solo hay que seguir unos sencillos pasos:

1. Poner la miga de pan (con 50 g para medio kilo de carne es suficiente) a remojo con la leche. Si no tienes pan duro, también puedes utilizar la miga del pan de molde.

2. En un bol echamos la carne y sobre ella incorporamos el huevo, el pan rallado, una pizca de sal, el perejil picado y la miga de pan remojada. Mezclamos todo bien.

3. Damos forma a las albóndigas, con cuidado de que no nos queden demasiado grandes. Así podrán hacerse bien por dentro.

4. Pasamos por harina y freímos en una sartén con abundante aceite de oliva. Vamos retirando a una cazuela y reservamos.

5. Mientras se van friendo podemos ir haciendo la salsa. Para ello echamos un chorrito de aceite en una sartén y salteamos la cebolla, previamente cortada. Aquí tenemos dos opciones. Si vamos a triturar la salsa la picaremos fina, pero si la vamos a dejar entera podemos cortar la cebolla en aros.

6. Cuando la cebolla haya cogido color, agregamos el vino blanco y cocinamos hasta que haya ablandado.

7. Vertemos la salsa directamente sobre las albóndigas (ya sea entera o después de triturada) y cocemos todo junto 10 minutos a fuego suave. Si vemos que la salsa queda demasiado espesa podemos añadir un poco de agua (si tenemos caldo de verduras, de carne o de pollo, mejor aún).

Albóndigas en salsa de cebolla con pescado

En esta ocasión el pescado que vamos a utilizar es merluza. Como es para hacer albóndigas podemos comprar perfectamente merluza congelada, de esa que ya viene sin piel ni espinas.

– Ingredientes –

Vamos a seguir la receta de petitchef, a ver si así conseguimos que los más pequeños coman pescado sin protestar. Para 6 raciones necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 400 g de merluza
  • La miga de dos rebanadas de pan de molde
  • 1 huevo
  • 2 cebollas
  • 2 ajos
  • 1 pastilla de caldo de pescado
  • 1 vaso de vino blanco
  • Pan rallado
  • Perejil
  • 2 cucharadas de leche
  • Aceite de oliva
  • 2 vasos de caldo de pescado o agua

– Elaboración –

Dicho esto, comenzamos con la preparación de las albóndigas de pescado con salsa de cebolla:

1. Quitamos la miga del pan de molde, la partimos en trocitos y la ponemos a remojo en la leche.

2. Desmigamos también la merluza (ya descongelada) y la echamos en un bol grande, donde la mezclaremos con el huevo, la miga de pan remojada, la pastilla de caldo de pescado desmenuzada, una pizca de sal y el perejil picado al gusto.

3. Damos forma a las albóndigas.

4. Las pasamos por el pan rallado y las vamos friendo en tandas, en una sartén con abundante aceite de oliva.

5. Las vamos sacando y las ponemos en un plato con papel absorbente, para eliminar el exceso de aceite.

6. Colamos el aceite que hemos utilizado para freír las albóndigas y en la misma sartén pochamos la cebolla, a fuego medio.

7. Cuando veamos que la cebolla ha adquirido un tono dorado agregamos el vino blanco y esperamos unos minutos para que se evapore el vapor.

8. Entonces vertemos dos vasos de caldo de pescado (podemos sustituir por agua) y dejamos cocinar durante otros 5 minutos.

9. Trituramos con la batidora e incorporamos las albóndigas. Cocinamos 10 minutos a fuego suave.

Puede interesarte: