Mamen Muñoz
Mamen Muñoz
05 May, 2017 - 13:42
Semillas de sandía: Beneficios y propiedades

Semillas de sandía: Beneficios y propiedades

Mamen Muñoz

Las semillas de sandía son una rica fuente de proteínas vegetales, vitaminas B y minerales, por lo que su consumo se considera óptimo para deportistas.

Después de leer este artículo ya nunca más te comerás igual esta fruta. Y es que, ¿sabías que las semillas de sandía tienen numerosas propiedades? Si hasta ahora desechabas todas sus pipas, las ignorabas y tirabas a la basura sin contemplaciones, te interesará saber todo el rendimiento que se les puede sacar para cuidar la salud y cómo incluirlas en tu dieta habitual. Se las empieza a considerar un auténtico manjar, por ser una importante fuente de minerales, fibra, proteínas y grasas.

Semillas de sandía y sus propiedades

semillas-de-sandia


Beneficios de comer sandía todos los dias

Ingerir semillas de sandía aumenta las proteínas vegetales en nuestra dieta, lo que se traduce que en una importante ayuda en el mantenimiento de la masa muscular.  Sólo una taza de  estas semillas secas contiene más de 30 gramos de proteínas, que es 61 por ciento del valor diario indicado como recomendable. Son igualmente una fuente de arginina, que es destacable por algunos de sus beneficios de salud, entre los que se incluyen la regulación de la presión arterial.

También contienen varias de las vitaminas del complejo B, tan necesarias para transformar los alimentos en energía, así como para otras funciones corporales vitales. Igualmente, son muy ricas en minerales como el magnesio, ya que, una taza (esto es, unos 100 gramos) contiene 556 miligramos de este mineral. Por este motivo, su consumo se considera óptimo para deportistas, en tanto que ayudan a la contracción muscular y a regular el metabolismo de los hidratos de carbono, lo que provoca a su vez un efecto beneficioso sobre el azúcar de la sangre. Contienen, además, otros minerales como: fósforo, hierro, potasio, sodio, cobre, manganeso y zinc.

Las semillas de sandía proporcionan, además, un aporte considerable de grasas saludables, que tienen la capacidad de regular el colesterol en sangre. Contienen gran cantidad de grasa, tanto que llega a sorprender. De esta forma, en unos 100 gramos de semillas de sandía secas, hay 51 gr. de grasa, con 11 de ellos correspondientes a grasa saturada. Las otras grasas son monoinsaturadas, poliinsaturadas y ácidos grasos omega-6.

Por lo que la parte negativa de consumir una taza de semillas de sandía es que implica al mismo tiempo una elevada cantidad de calorías, algo así como unas 600 calorías.

Cómo ingerirlas

Se recomienda un consumo moderado, de un puñadito a la semana, aproximadamente. Se pueden ingerir de muy diferentes formas: desde tomarlas directamente en un puñado pequeño, a tomarlas en una infusión, molidas, mezcladas en ensaladas (una cucharada sopera de semillas de sandía tostadas y picadas).

Puede interesarte: