Sara Calvo
Sara Calvo
31 Jul, 2018 - 13:00
Aprende a preparar pulpo a la gallega

Aprende a preparar pulpo a la gallega

Sara Calvo

Te contamos todo sobre la preparación del pulpo a la gallega, un plato tradicional festivo, originario de Galicia, pero extendido por toda la península.

El pulpo a la gallega es un plato básico tradicional de la gastronomía de Galicia. Su elaboración se lleva a cabo con pulpo cocido. Si bien es típico que sean las pulperas quien preparen los pulpos en los días de feria (como por ejemplo la Ascensión en Santiago de Compostela), también puedes encontrarlo servido como tapa en diversos bares y en cualquier altura del año.

¿Cómo elaborar pulpo a la gallega?

El pulpo a la gallega es un clásico en cualquier fiesta gallega. Su preparación puede parecer sencilla pero “tiene su aquel”, ya que el resultado final variará bastante dependiendo del pulpo utilizado, así como de la manera en que se haya cocido.

¿Qué pulpo usar?

Lo ideal sería tener un pulpo proveniente de Galicia, ya que su carne es de lo más sabrosa. Puedes comprarlo fresco, en este caso lo mejor será que pidas que te lo limpien en la pescadería y congelarlo ya limpio antes de cocinarlo, o comprarlo ya congelado.

El pulpo debe congelarse durante al menos 48-72 horas para evitar el parásito anisakis y que se le rompan las fibras musculares, y así esté más blando en el momento de la cocción.

El mejor momento para comprar un pulpo de origen gallego es el verano. Si adoras este plato, puedes aprovechar esta época del año para comprar de más, congelarlo y tener para el resto del año.

Receta de pulpo a la gallega

Pulpo a la gallega

El plato tradicional de pulpo a la gallega consiste en cocinar un pulpo entero, previamente limpio de sus vísceras, que debe cocerse durante un tiempo para que su carne se ablande.

Para descongelar el pulpo que vamos a usar, es recomendable pasarlo del congelador a la nevera un día antes de su consumo, así quedará más fresco. Es importante que lo pongas en un recipiente amplio ya que soltará bastante agua al descongelarse.

– Ingredientes (4 personas) –

  • 2 kg de pulpo fresco
  • 1 kg de patatas gallegas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimentón de la Vera dulce
  • Sal gruesa

– Preparación –

1. Tras haber descongelado el pulpo, ponemos agua en una olla grande. Cuando el agua esté comenzando a hervir, agarramos el pulpo por la cabeza y lo sumergimos en el agua tres veces (pocos segundos cada vez). A la cuarta, lo dejamos dentro de la olla.

2. Cuando el agua vuelva a hervir empezamos a contar el tiempo. Debe estar cociéndose durante aproximadamente 30 minutos. De vez en cuando lo vamos pinchando para ver si está de duro, sobre todo es importante comprobar la parte gruesa de los tentáculos. Cuando no ofrezca mucha resistencia al pincharlo (como una patata cocida), estará listo.

3. Dejamos reposar el pulpo unos minutos y posteriormente lo ponemos escurrido en una bandeja.

4. En el mismo agua donde hemos cocido el pulpo, coceremos las patatas. Aproximadamente 15 minutos.

5. Mientras se cuecen las patatas, puedes ir cortando los tentáculos del pulpo (con la ayuda de unas tijeras de cocina) en trozos de 1 cm de grosor, y la cabeza en trozos pequeños.

6. Una vez cocidas las patatas, las cortamos en rodajas y las ponemos como base en un plato. Después, incorporamos los trozos del pulpo, los salamos con sal gorda, espolvoreamos pimentón de la Vera y rociamos bien con aceite de oliva.

7. Servimos caliente.

Si eres fan del pulpo a la gallega, debes saber que todos los años, el segundo domingo del mes de agosto se celebra en Caraballino (Orense) la Fiesta del Pulpo. Esta celebración reúne entre 80.000 y 100.000 personas que se reúnen en ese pueblo para comer pulpo a la gallega. ¡Todavía estás a tiempo de acudir este año!

Puede interesarte: