Mar Calvo
Mar Calvo
08 May, 2018 - 09:00
Características y beneficios del Hatha Yoga

Características y beneficios del Hatha Yoga

Mar Calvo

Hay varios tipos de yoga. El más popular, el que todos conocemos y el que se practica en la mayoría de los gimnasios, es el Hatha Yoga. ¿Quieres iniciarte en el mundo del yoga? Este es el estilo indicado. Puede ser practicado por cualquier persona, sin importar su sexo, edad o forma física.

Como ya hemos visto en un artículo anterior, aunque siempre hablemos de yoga en general, lo cierto es que hay varios tipos de yoga. El más popular, el que todos conocemos y el que se practica en la mayoría de los gimnasios, es el Hatha Yoga. ¿Quieres iniciarte en el mundo del yoga? Este es el estilo indicado.

El nombre de Hatha Yoga significa, literalmente, “el yoga de la fuerza”. Mientras que Yoga es “unión”, la sílaba “Ha” se refiere a la energía femenina de la luna y la sílaba “Tha”, a la energía masculina del Sol. Aúna, por tanto, la intuición con la razón, es el yoga de los contrarios y del equilibrio. Te hace más fuerte pero aligera el cuerpo, te llena de energía pero te calma, conecta el cuerpo y la mente.

En el Hatha Yoga se practican las posturas de esta disciplina (asanas), las mudras (posturas de manos), así como mantras, ejercicios de respiración (pranayama), cierres energéticos (bandhas), métodos de meditación y de purificación. No exige demasiado esfuerzo físico, pero sí que hay que conseguir un equilibrio del cuerpo mientras se realizan las diferentes posturas.

Las ventajas con respecto a otros tipos de yoga es que puede ser practicado por cualquier persona, sin importar su sexo, edad o forma física. El profesor se encargará de corregir tus posturas para evitar que te lesiones.

Posturas del Hatha Yoga

Hatha Yoga

Entre las posturas que se practican en las clases de Hatha Yoga están la cobra (Bhujangasana), el camello (Ustrasana), el saltamontes (Salabhasana), el arco (Dhanurasana) o el triángulo (Utthita Trikonasana).

Relacionadas con la meditación y la respiración están, entre otras, la Postura del árbol (Vrkasana), la del loto (Padmasana), la del niño (Balasana) o el cadáver (Savasana).

Entre las asanas invertidas, es decir, aquellas en que la cabeza está por debajo de los pies, encontramos la postura de la vela (Sarvanga), la postura del gran ángulo (Prasaritta Padotanasana ) o la Sirsasana (posición sobre la cabeza).

Otras posturas practicadas en las clases de yoga son la del Guerrero (Virabhadrasana), la del Perro (Mukha Svanasana), la del Gato, la de la Vaca, el Sauce (Janu Sirsasansa), el Barco (Navasana), la Plancha (Utthita Chaturanga Dandasana), la Paloma (Kapotasana), la Media Luna (Ardha Chandrasana), La Rueda (Urdhva Dhanurasana), la Montaña (Tadasana), el zapatero (Baddha Konasana) o la del Héroe (Virasana).

Si estás pensando en iniciarte en el Hatha Yoga hay dos asanas que debes aprender primero:

1. El Saludo al Sol (Surya Namaskar): consiste en 12 movimientos que reproducen 7 asanas. Por tanto, se repiten las primeras, pero en orden inverso. Cada postura tiene asociado un mantra, una fase respiratoria y un chakra sobre el que actúa.

Su finalidad es estirar y aumentar la flexibilidad del cuerpo, calentar antes de una sesión de Yoga, o constituir la sesión en sí.

2. El Saludo a la Luna (Chandra Namaskar): sirve para relajarse. Las posturas están conectadas entre sí, de modo que el final de una es el comienzo de la siguiente.

En el Hatha Yoga, todas las asanas se practican lentamente y no es imprescindible hacerlas perfectas.

Beneficios de practicar Hatha Yoga

Por lo que respecta a los beneficios de practicar Hatha Yoga, destacan los siguientes:

  • Reducción, liberación y gestión del estrés.
  • Aumento de la flexibilidad, tonificación y fuerza muscular.
  • Al aumentar la fuerza muscular, mejora la protección ante posibles enfermedades, como la osteoporosis o la artrosis.
  • Las articulaciones se fortalecen.
  • El corazón se refuerza.
  • El cuerpo oxigena mejor.
  • Mejora de la postura corporal y de la capacidad pulmonar.
  • Aumenta la claridad mental.
  • Puede ayudar a regular el sistema endocrino.
  • Si se practica por la mañana, llena a las personas de energía para el resto del día.
  • Su práctica por la noche ayuda a relajarse antes de ir a la cama y a descansar mejor.
  • Una de las ramas del Hatha Yoga es el yoga terapéutico, donde se realizan posturas para mejorar la salud. Hay posturas para corregir la escoliosis o para aliviar la ciática, por ejemplo.

Puede interesarte: