Mar Calvo
Mar Calvo
20 Abr, 2018 - 11:00
Conoce los diferentes tipos de yoga y cuál es mejor para cada persona

Conoce los diferentes tipos de yoga y cuál es mejor para cada persona

Mar Calvo

En este artículo te explicaremos los diferentes tipos de yoga que existen. Todos tienen una base común, pero cada uno tiene unas características que lo hacen único.

Se trata de una práctica milenaria que ha ido evolucionando hasta convertirse en la disciplina que hoy practican millones de personas de todo el mundo. El yoga está de moda y a nadie se le escapan los beneficios de practicarlo regularmente.

Si nunca lo has probado, en este artículo te explicaremos los diferentes tipos de yoga que existen. Todos tienen una base común, pero cada uno tiene unas características que lo hacen único. Así, podrás elegir el que más te convenga en función de tu edad e intereses.

Tipos de yoga: ¿cuál me viene mejor?

Yoga

Acroyoga

Ya lo dice su nombre. Conjuga acrobacias con yoga y danza, e incluso masaje tailandés. Se basa en el contacto con el suelo, por lo que puedes mantener bien el equilibrio con pies y manos.

Ananda Yoga

Se trata de un movimiento espiritual basado en las enseñanzas de Paramhansa Yogananda y creado en el año 1968 por uno de sus discípulos, Swami Kriyananda.

Anusara Yoga

Exige un gran esfuerzo físico, pues busca la combinación del alineamiento del cuerpo y la realización de las posturas de forma rápida y fluida. Es uno de los estilos más recientes y está basado en ciertos principios filosóficos del tantra. Se puede trabajar en grupo o utilizar elementos como bandas o paredes.

Ashtanga Vinyasa Yoga

Llamado el “Yoga de los Guerreros”, exige tener una buena forma física, por lo que está indicado para personas jóvenes. La clave está en la respiración. Es ideal para las mentes inquietas. Ashtanga es una palabra proveniente del sánscrito que se traduce como “ocho pasos”.

Bharata Yoga

Se caracteriza, principalmente, por la precisión con la que hay que alinear la columna vertebral.

Bikram Yoga

Es uno de los estilos más actuales, pues nació en el año 1972 de la mano del gurú indio Bikram Choudhury.

Variedad que se practica durante 90 minutos a una temperatura de 42 grados. Durante ese tiempo hay que hacer series de 26 posturas provenientes del Hatha Yoga. Exige tener buena condición, flexibilidad y fuerza.

Dru Yoga

Se trabaja con diferentes posturas que ayudan a mejorar el bienestar de las personas, tanto físico, como mental y emocional.

Hatha Yoga

Probablemente sea el más popular, pues es el que todos conocemos. Se practican las posturas, las mudras (posturas de manos), así como mantras, ejercicios de respiración (pranayama), cierres energéticos (bandhas), métodos de meditación y de purificación.

No exige demasiado esfuerzo físico, pero sí que hay que conseguir un equilibrio del cuerpo mientras se realizan las diferentes posturas o asanas. Para iniciarte en el mundo del yoga, es el estilo adecuado.

Hot Yoga 

Se trata de una modalidad integrada en el Método Californian Hot Yoga, que combina una serie de posturas elegidas para obtener el nivel óptimo de funcionamiento del cuerpo.

Puede confundirse con el Bikram, pero más que utilizar el calor como una herramienta, aquí el calor se integra como fuente terapéutica. Se busca eliminar toxinas a través del sudor.

Iyengar Yoga

Recibe su nombre de su creador, el gurú B.K.S. Iyengar. Actualmente todavía dirige y enseña en el Instituto Ramamani Iyengar Memorial Yoga, en Puna, India.

En este caso se trabaja mucho con las posturas, que hay que mantener durante un buen rato mientras el cuerpo está perfectamente alineado. Utiliza unas 200 asanas tradicionales y 14 ejercicios de pranayama.

Es un buen punto de partida para mejorar las posturas antes de apuntarse a otras disciplinas más exigentes. Si tienes problemas de espalda o de cuello, estas clases te vendrán bien.

Nada Yoga

Es conocido como el yoga del sonido. Defiende que hay dos tipos de sonido, los internos y los externos.

Kripalu yoga

Utiliza las posturas tradicionales del Hatha, pero realizadas de un modo más pausado, meditativo y orientado hacia la auto-observación y el contacto con el ser. Las sesiones incluyen pranayama, meditación, relajación y están orientadas hacia el despertar del prana o energía vital.

Kundalini Yoga

El “yoga de la conciencia” combina todas las disciplinas del yoga. De él se dice que es la madre de todos los yogas. Su práctica incluye posturas (asanas), respiraciones energéticas (pranayama), canto de mantras y sesiones de meditación. Estas últimas duran como mínimo 11 minutos. Especialmente indicado para casos de depresión, ansiedad o desequilibrios emocionales.

Power Yoga

Derivado del Ashtanga, las clases son una combinación de esfuerzo, sudor y espiritualidad, haciendo hincapié en los aspectos psicológicos. Sirve para fortalecer el cuerpo y sanar el alma. Implica un trabajo cardiovascular intenso para el que se requiere bastante flexibilidad, fuerza y resistencia.

Viniyoga

Se puede decir que es un estilo terapéutico, pues se vale de las facultades curativas del yoga para tratar dolencias. Implica aplicar correctamente las técnicas de esta disciplina.

Yoga Desnudo

No es otra cosa que practicar yoga, pero sin ropa. De esta forma las personas se sienten libres y sin prendas que restrinjan la libertad de movimientos.

Yoga acuático

Se trata de un estilo muy suave, que se practica en una piscina. En el agua el peso de nuestro cuerpo es un 90% menor, por lo que el riego de lesiones disminuye.

Yoga aéreo

Ya sea con una tela o un trapecio, se practica en el aire. Aunque no lo parezca, mantener la postura con ayuda de la tela es más fácil.

Yoga Nidra

El yoga “del sueño consciente” te sumerge en un estado de meditación tan profundo que ofrece un descanso mejor que el sueño.

Yoga de la Risa

Fomenta una actitud alegre, paz interior y bienestar físico y mental. Todos hemos oído hablar de los beneficios de la risa. Este estilo te ayudará a liberar tensiones.

Puede interesarte: