Mamen Muñoz
Mamen Muñoz
11 Ago, 2017 - 14:00
Los ejercicios para trapecio más recomendados

Los ejercicios para trapecio más recomendados

Mamen Muñoz

Te mostramos los tres ejercicios para trapecio más eficaces y más frecuentes en los entrenamientos: encogimiento, peso muerto y remo.

Los ejercicios para trapecio funcionan tanto para actividades deportivas como para reducir las consecuencias de las habituales malas posturas que adoptamos al estar sentados: en la mesa de la oficina delante del ordenador, durante las comidas, estudiando, entre otras.

El nombre de trapecio resulta por la forma de la unión de los dos trapecios, cada uno de aspecto triangular. Se extiende desde el cráneo, pasando por el cuello y por la zona superior de la espalda, que abarca entre los hombros y la cabeza.

Este músculo funciona como enlace de los brazos al tronco, mantiene la cabeza erguida y equilibra la fuerza que realizan otros músculos como el pectoral o el dorsal. Este es motivo por el que es tan importante incluir ejercicios para trapecio en nuestros entrenamientos.

3 ejercicios para trapecio

1. Encogimiento


Comenzamos con uno de los ejercicios para trapecio más básicos. Se trata de un encogimiento de los hombros que realizaremos con mancuernas. De este modo, se añade resistencia a la ejecución, tratando de elevar todo lo posible los hombros y mantener la posición unos instantes.

  • Colócate de pie, con los brazos extendidos hacia el suelo y sujetando las mancuernas en vertical respecto al cuerpo. Las rodillas deben estar levemente flexionadas.
  • Encoge los hombros en dirección hacia arriba, no hacia atrás, todo lo que puedas y mantén por un segundo la contracción.
  • Vuelve poco a poco a la posición de origen.
  • Puedes realizar una variante de este ejercicio, sentado en lugar de estar de pie. Así evitarás que las piernas suban el peso de las mancuernas. Este mismo ejercicio también puede realizarse con barra o polea.

2. Peso muerto

Peso-muerto
  • Con la barra en el suelo, baja la cadera de tal forma que los muslos queden en horizontal.
  • Al mismo tiempo, agarra la barra con los brazos extendidos y las palmas de las manos hacia dentro, separando las manos en función de la anchura de los hombros.
  • Levántate sin dejar de sujetar la barra ni flexionar los brazos, y extendiendo caderas y rodillas.
  • Mantén unos segundos la posición y vuelve a bajar la barra, flexionando caderas y rodillas, para terminar de ejecutar el ejercicio de peso muerto.

3. Remo

Remo

Para concluir, haremos unos ejercicios para trapecio más frecuente: el remo. En este caso, emplearemos una polea, aunque puede hacerse con mancuernas y con barra.

  • Colócate de pie, con los brazos estirados sujetando la barra de la polea. La separación entre las manos debe ser menor en relación a la anchura de los hombros.
  • Tira de la barra, flexionando los codos, hacia el mentón. Los codos tienen que quedar a ambos lados de la cabeza.

Puede interesarte: