Sara Calvo
Sara Calvo
06 Dic, 2017 - 16:00
Crema de calabacín: cómo elaborarla

Crema de calabacín: cómo elaborarla

Sara Calvo

En menos de media hora puedes preparar una deliciosa y reconfortante crema de calabacín. Un plato nutritivo y muy saludable.

La crema de calabacín es fácil y rápida de elaborar, por lo que puede ser un plato único perfecto para una cena ligera o bien servirnos como primer plato para una comida algo más contundente.

Por otro lado, el calabacín es una hortaliza que nos aporta diferentes valores nutricionales:

  • Posee una gran cantidad de agua que nos ayuda a eliminar toxinas, así como ácido fólico y vitamina C.
  • Aporta fibra y cuenta con un bajo contenido calórico, por lo tanto si estás a dieta, resulta un alimento estupendo.
  • Cuenta con hidratos de carbono y pequeñas cantidades de proteína y grasas saludables, por lo que es bueno para dietas hipocalóricas.
  • Contiene vitaminas del grupo B como son la vitamina B1, B2 y B6, ásta última en menores cantidades.

Además, es importante saber que aunque encontramos el calabacín en el supermercado todo el año, es una verdura de verano, por lo que siempre es mejor consumirlo en la temporada que le corresponde.

Receta de crema de calabacín

Crema-de-calabacín

– Ingredientes –

  • 4 calabacines
  • 1 cebolla
  • 1 patata
  • 100 ml de nata
  • 1 pastilla de caldo de verduras
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Nuez moscada
  • Sal

– Preparación –

  • Lavamos bien los calabacines y los cortamos en rodajas. Podemos utilizarlos con la piel o en cambio, si no nos gusta, podemos pelarlos, depende de cómo lo prefieras. Pero aunque pueda tener un sabor más amargo, lo bueno de preparar la crema de calabacín con calabacines con piel es que ésta contiene gran parte de las vitaminas por lo que será más nutritivo.
  • Pelamos la patata y la cortamos en trozos, y hacemos lo mismo con la cebolla.
  • Rehogamos la patata, el calabacín y la cebolla en una olla con aceite a fuego bajo durante unos 5 minutos, y después añadimos el caldo de verduras de manera que éste cubra todos los ingredientes.
  • Llevamos a ebullición y dejamos cocinar durante unos 20 minutos.
  • Pasado ese tiempo, incorporamos la nata, un toque de nuez moscada y la sal al gusto.
  • Dejamos enfriar un poco y pasamos la mezcla por la batidora. Si lo deseas, puedes quitarle un poco de caldo de la cocción para que quede más consistente.
  • Tenemos que batir hasta que nos quede una mezcla cremosa. Probamos, corregimos de sal en caso de que sea necesario, y ya está lista para servir.
  • Puedes comer la crema de calabacín recién hecha, caliente, o bien fría, unas horas más tarde.

Puede interesarte: