Sara Calvo
Sara Calvo
10 Oct, 2017 - 09:00
Sopa juliana: cómo preparar esta receta

Sopa juliana: cómo preparar esta receta

Sara Calvo

Te mostramos la receta de uno de los platos más tradicionales de la cocina española, la sopa juliana.

El ingrediente principal de la sopa juliana son las verduras. La sopa lleva este nombre debido al modo en que se cortan las verduras con las que se prepara, es decir, en juliana. ¿Cómo cortar las verduras en juliana? Pues en tiras muy finitas.

Receta de sopa juliana paso a paso

Sopa-juliana

Imagen: recetascocina.multinotas.com

Esta sopa es nutritiva y ligera, buena para cualquier ocasión y perfecta para el otoño y, sobretodo, para el invierno.

El líquido que vamos a usar para hacer la sopa juliana puede adaptarse a tus preferencias. Si tu dieta no incluye carnes, puedes usar caldo de verduras, o incluso solamente agua. Si por otro lado, sí que incluyes carnes en tu dieta, puedes usar caldo de pollo, o de carne.

Además, puedes incorporar en la cocción algún hueso, como por ejemplo de ternera (tipo tuétano), para enriquecer su sabor.

– Ingredientes –

  • 2 zanahorias
  • 50 g de apio
  • 50 g de puerro
  • 50 g de nabo
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Repollo (al gusto)
  • 2 litros de caldo de pollo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Pimentón de la Vera
  • Una pizca de perejil fresco

– Preparación –

En primer lugar, vamos a lavar bien todas las verduras de las que disponemos para nuestra sopa juliana. Nosotros te proponemos unas verduras concretas, pero siempre puedes prescindir o añadir las que más se adapten a tus gustos.

Cortamos todas las verduras: las zanahorias, el apio, el puerro, el nabo, la cebolla, los ajos y el repollo. Es importante cortarlas en juliana, es decir, en tiras alargadas muy finas. Intenta que te queden todas más o menos del mismo tamaño.

Por otro lado, lavamos y picamos el perejil, y reservamos. Hacemos lo mismo con los ajos, y también reservamos.

Una vez tenemos todos nuestros ingredientes listos, vamos a comenzar a cocinarlos.

En una cazuela grande con aceite de oliva, salteamos los ajos hasta que comiencen a dorarse. Removemos para que el aceite se impregne del sabor del ajo.

Le damos un toque de pimentón (puede ser dulce o picante) y removemos bien. Este paso lo hacemos retirando la cazuela del fuego para que no se nos queme.

Volvemos a poner la olla al fuego bajo y añadimos todas las verduras cortadas en juliana, así como el perejil picado. Rehogamos unos 3 minutos e incorporamos el caldo.

Dejamos cocer durante aproximadamente 30 minutos, con la cazuela medio tapada. Cuando haya terminado la cocción, le ponemos la sal, la pimienta negra molida y podéis darle también un toque de nuez moscada.

Puede interesarte: